Cuidemos nuestra isla

Por Carlos Luis Baron domingo 16 de diciembre, 2012

Hace 500 años el hombre tenía la visión de que el planeta tierra era un gigante indestructible. Hoy lo vemos frágil y vulnerable, una pequeña esfera del tamaño de la cabeza de un alfiler a un kilómetro de distancia visto desde el sol. Podemos destruirlo, si no cambiamos nuestra conducta ambiental.

En doscientos millones de años nuestra isla viene levantándose desde el fondo del mar en un proceso lento y maravilloso, creando un sistema ecológico y topográfico que parece una obra de arte hecha por una mano invisible. La creíamos invulnerable, capaz de soportar toda amenaza. Pensemos diferente, es frágil y el corte indiscriminado de un árbol o el uso de la arena de un solo río, puede destruirla.

Nuestra isla sufre el impacto destructor de grandes fuerzas de la naturaleza como terremotos, huracanes, inundaciones, sequías y además deforestación, contaminación y no ha colapsado. Ahora que esta sobrepoblada y con más de 20 millones de habitantes es frágil y vulnerable.

Tenemos uno de los sistemas montañosos, con una de las extensiones de playas más amplios y bellos del planeta, lo que es una riqueza para el turismo sí sabemos mercadearla. Trabajemos con inteligencia en esta dirección.

Utilicemos el celular y el internet como principal instrumento de comunicación para cuidar nuestra isla, presentando la deforestación y contaminación, para crear un gran movimiento de conciencia, como instrumento educativo. Presentemos los casos que se dan en nuestro vecindario y formemos una gran red educativa y de presión social.

Cada río, montaña, playa, árbol, cada animal debe tener su propia historia en internet, lo mismo que cada calle o barrio realizada por su comunidad. Así nacerá la democracia de la información. Que nuestro celular con su cámara y su conexión wifi sea el instrumento democrático más poderoso de toda nuestra historia.

Visión política y liderazgo es lo importante para tomar decisiones apropiadas y entrar en acción para lograr objetivos a gran escala de cuidar la isla y sacar de su belleza y topografía los recursos para alcanzar el bienestar general.

Invertir en la educación de los profesores, para pasarlo a la escuela digital, que es, una gran revolución en el cuidado de la naturaleza. Ya los estudiantes son digitales con sus celulares. Usemos menos mascota y más libros digitales, más Google, más Wikipedia y más videos de Youtube.

Odonel Gómez Rojas

Director Comisión Ciencia y Tecnología del Consejo Regional de Desarrollo (CRD),

Ing. Industrial, Físico, Sismólogo y Geofísico, Empresario y Catedrático Universitario,

Email: crdnordeste@yahoo.es