Cumbre de Las Américas ha “iluminado” divisiones

Por jueves 10 de noviembre, 2005

Washington, (EFE).- La IV Cumbre de las Américas, que se elebró en Argentina la semana pasada, ha "iluminado" la división política e ideológica del continente y ha hecho que resulte hasta beneficioso tirarse los trastos a la cabeza, según algunos expertos.

Durante la Cumbre quedó clara la fragmentación en el continente con Estados Unidos y aliados como México y América Central por un lado, y los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- por otro, con Venezuela como azuzador.

Pero esa pugna no se desató en la Cumbre, sino que el encuentro de los 34 países en Mar del Plata (Argentina) simplemente la puso de manifiesto, según el experto Peter Hakim, presidente del Diálogo Interamericano.

"La reunión fue como un relámpago iluminador", dijo Hakim, quien ofreció ayer en ese centro de estudios su análisis de los resultados junto a otros expertos.

Las Cumbres de las Américas se inauguraron en 1994 en Miami con el objetivo de promover un concepto innovador: la creación de la llamada Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), un pacto comercial que debía incluir a todo el continente excepto a Cuba.

En sus encuentros periódicos en estos once años, los 34 países participantes siempre han reiterado su compromiso en lograr esta meta y en la anterior Cumbre, en Quebec en 2001, acordaron que completarían el proceso para enero de este año.

"Cuatro años después, los presidentes no pudieron ni siquiera ponerse de acuerdo para reiniciar las negociaciones", que nunca se habían dado oficialmente por interrumpidas, según dijo Hakim.

Para Estados Unidos, que insistió en que se marcase una fecha para su reanudación, es una derrota. "Es muy urgente que EEUU restablezca mucha de la confianza que se ha evaporado", con propuestas que interesen a América Latina, afirmó Michael Shifter. Otro perdedor con el resultado de la reunión ha sido el Gobierno argentino, que ha dado una imagen "terrible", a juicio de Hakim.