Danilo, ¡cuán difícil será tu senda gubernativa!

Por Carlos Luis Baron miércoles 27 de junio, 2012

Hay un refrán que reza, “el camino malo se pasa rápido”. Pero, en el caso del nuevo presidente electo nuestro, a tomar las riendas del Estado a partir del próximo 16 de agosto, esa determinación no podrá ser puesta en práctica por éste.

Y es que, el mismo estará transitando durante su gestión de gobierno, sobre una vía que bien podría equipararse con el filo de una navaja, debido al delicado escenario socio-económico que habrá de recibir del actual mandato presidencial, preparado para el fracaso, en opinión de algunos analistas políticos – parecer que otros no comparten -, dada la envergadura de las problemáticas que le caracterizan; y a las que, obviamente, habrá que marcharles de frente, contando con muy pocos recursos financieros, y sólo las manos amigas para resolver, de los que siempre se han mostrado fieles al nuevo estadista, desde que estaba en el fondo de la rueda, que ahora giró en su favor.

Es obvio que, será una pendiente estrecha y resbaladiza, a recorrer durante los próximos cuatro años de gobierno, con aguijones de todos los colores a ambos lados de la misma, por lo que tendrá que caminarla con bastante calma, adversando el mandato, y hasta el sentido que subyace, en la frase anterior citada.

De ahí que, ese es un camino por el que tendrá que ir muy despacio, reiteramos, sopesando con mesura, y tranquilidad extrema, todas las decisiones gubernamentales a tomar que se requieran, como la oportunidad precisa en que se deba hacer, recabando siempre el concurso bien intencionado de su gente, sus leales, todos los que vienen de atrás acompañándole en sus propósitos.

Es por ello que, las escogencias para la conformación de su gabinete, marcará el paso firme inicial, en pos de que sus ejecutorias resulten efectivas, y se puedan obtener los logros que el pueblo ha cifrado en el nuevo mandatario de la nación, que dedicó su triunfo al gran maestro ya desaparecido; y que ahora, está en el deber de honrar su memoria, tratando de quitar parte de las grandes manchas que tantos seudos discípulos del mismo han puesto sobre ella.

www.RFCaminemos.WorldPress.com