Danilo Medina, la batalla de Santome y los celos sanjuaneros.

Por Carlos Luis Baron sábado 22 de diciembre, 2012

El pasado día 22 de diciembre, se celebrararon los actos de recordación de la gloriosa batalla de Santome, con la presencia de un reducido número de funcionarios gubernamentales y municipales, que se dieron cita junto a otros sanjuaneros.

A decir verdad muchos de los que asistimos a celebrar dichos actos, guardábamos la esperanza de que el presidente Danilo Medina, fuera a seguir haciendo lo que nunca se ha hecho, viniendo a celebrar junto a nosotros los sanjuaneros, tan importante acontecimiento histórico.

Lamentablemente no fue así, el presidente sanjuanero de pura cepa, nos dejó con el moño hecho, a pesar de haber sido invitado, al igual como se invitaba a los demás mandatarios que le han presidido en la dirección del Estado, que nunca les prestaron la debida importancia, a tan significativa batalla.

Mientras nosotros los sanjuaneros, nos llenamos de celos, al contemplar la delicadeza con la que se celebran con la presencia del primer mandatario de la nación, los actos recordatorios de las batallas del 19 y 30 de marzo en Azua y Santiago de los Caballeros.

En la historia de la humanidad, no se registra el hecho de que un general que comandaba una tropa, estuviera condenado a muerte si salía derrotado de la batalla, como lo estuvo el general José María Cabral y Luna, y si permitía que los caballos del ejercito haitiano, bebieran agua del río San Juan.

Tal parece, que el valor y coraje, demostrado en el campo de batalla por el general Cabral, jamás será valorado en su justa dimensión, ya que hasta su antigua residencia, en vez de convertirla en un pequeño museo, hoy lo que luce es, una barbería instalada en un viejo furgón.

La batalla de Santome, tomará otro esplendor cuando el presidente de turno, se digne estar presente en los actos de recordación de esa gloriosa gesta patriótica, que selló la independencia nacional, y por ende culminó con el dominio de los haitianos, sobre nuestro territorio.

Al poco valor que le prestó el presidente Danilo Medina, a los actos de la batalla de Santome, fue resarcido en gran manera por el gobernador sanjuanero, Williams de Óleo, quien pronunció un excelente discurso sin desperdicio, en donde llamó a tener más héroes y heroínas para luchar en contra de algunos males sociales.

Dijo el gobernador en su discurso, que tenemos que tener más héroes y heroínas, para luchar por una buena educación, para combatir la violencia de género, para trabajar con más transparencia en los puestos públicos y sobre todo para lograr tener una patria mejor para todos.

Con esa palabras del gobernador Williams de Óleo, el general Cabral y Luna, se sintió desde su tumba mas que satisfecho, si no también orgulloso, porque al fin se encontró a alguien, que recordara los principios por los cuales los fundadores de la república, ofrendaron sus vidas.

El autor es Comentarista radial

Reside en San Juan de la Maguana.