Danilo Medina un triunfo del pueblo dominicano

Por Carlos Luis Baron martes 26 de junio, 2012

Con el triunfo del Lic. Danilo Medina en las pasadas elecciones del 20 de mayo pasado ha triunfado no solo el partido de la Liberación Dominicana, sino el pueblo Dominicano.

Soy de los que creo firmemente que con la ascensión al poder el próximo 16 de agosto del Lic. Medina se marcará un antes y un después en la forma de hacer políticas y de cómo conducir el estado.

Un elemento a resaltar, que quizás muy pocas gente se ha dado cuenta, y es que aun después del Lic. Medina haber ganado las elecciones, de las pocas veces que le ha tocado dirige al pueblo dominicano ha reiterado de manera muy consistente el cumplimiento de las que fueron sus promesas de campaña. Eso no suele darse mucho en lo que históricamente hemos vivido aquí en nuestro país; una cosa es el candidato y otra cosa es el presidente; una cosa fue lo que te dije en campaña y otra es lo que se pueda hacer. Con todo eso hay que acabar y Danilo ha dado muestra de que así será.

Pero el hecho más resaltante y que indica de que ya ha comenzado a cumplir con su eslogan de campaña de hacer lo que nunca se ha hecho: este hecho sin precedente fue que por varias ocasiones el presidente electo dedicó dos calurosas tardes a recibir en su comando de campaña en la avenida Sarasota de esta ciudad a toda la gente del pueblo que se sintiera motivada en ir a darle las felicitaciones por el triunfo obtenido.

Soy testigo ocular de que por allí desfilaron todo tipo de personas sin importar el color, sexo, raza, pobre, rico, niños, ancianos, etc., etc.

En lo que tengo de vida nunca había visto ese gesto de humildad, pero el que recuerde a otro aceptare mi equivocación.

Por último el pueblo Dominicano ha triunfado entre otras cosas, porque casi 200 mil personas más entendió que el discurso de Danilo Medina era el más apropiado para tiempos difíciles, es decir una combinación de propuestas, más soluciones a aplicarse. Y por el otro lado la obsolescencia y la improvisación, más el caos y el desorden de ñapa, era lo que le esperaba al pueblo Dominicano.

El pueblo triunfo por haberse evitado de todo eso.