Danilo: Un nuevo acento en la presidencia

Por Carlos Luis Baron jueves 16 de agosto, 2012

En el torrente histórico de la República Dominicana, la conflagración de la Restauración fue guerra de guerrillas de 1863 a 1865 entre los nacionalistas dominicanos y España, quien había recolonizado (con ayuda del conservadurismo nacional) el país, 17 años, después de su independencia. Terminó con la victoria dominicana y la retirada de las fuerzas españolas de Quisqueya.

El 16 de agosto del 1863, con el liderazgo de Gregorio Luperón y Santiago Rodríguez, con audacia incursionaron a la capital de Santo Domingo y levantaron la bandera dominicana en el cerro de Capotillo. Esta acción, conocida como el Grito de Capotillo, fue el comienzo de la rebelión libertaria.

Con esta inducción, este 16 de agosto del 2012, Danilo Medina Sánchez, será juramentado en la Asamblea Nacional como Excelentísimo Señor Presidente Constitucional de la República Dominicana, por un periodo de 4 años. O sea, sucede a Leonel Antonio Fernández Reyna. Ambos del PLD, Partido de la Liberación Dominicana, fundando por Juan Emilio Bosch Gaviño.

Entendemos que el mayor reto que debe enfrentar el naciente gobierno de Medina Sánchez, con el éxito de estadista es el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, el crecimiento justo de la economía, el combate a la pobreza, la situación de la educación y el problema energético.

La realidad, que el narcotráfico, microtrafico y la corrupción han minado las bases de la gobernabilidad. ¡Drogas! El Ministerio Público tiene sus inconvenientes muy marcados. Pero, ciertamente los sectores sociales de nuestra nación están preocupados por la inseguridad ciudadana.

Danilo Medina Sánchez debe estar muy atento a estos casos y exigir al más alto nivel el respeto humano. Aún más, se han planteado muchas proyecciones desarrollistas para Dominicana. Lo obvio, valedero, es que el común de las personas estén diáfanas con un nuevo rigor gubernamental, y que beneficie a los más desposeídos del país de Juan Pablo Duarte y Diez.

La asunción del próximo presidente no puede exagerar en sus propias expectativas una vez asuma el poder. Hasta el 2016, Medina Sánchez se mantendrá en la magistratura del Estado. De entrada, buenas señales para saber el perfil de la gestión que procura continuar lo que está bien, corregir lo que está mal y hacer lo que nunca se hizo. No solicitamos precipitaciones en las realizaciones nacionales. Pero, aplicar básicos aspectos correctivos al país desde su cimiente social. Obligar y ser centinela para que las cosas se hagan con base a la ley.

Danilo Medina Sánchez debe darle una cara nueva a su gobierno, y cambiar todos los funcionarios de Fernández Reyna. Sé que hay optimismo en Medina, hay que resolver los inconvenientes en el área de salud, e insisto, la corrupción gubernamental y administrativa deben desterrarse de aquí. Equivalentemente, batallar en todos los contornos de la criminalidad.

Será un tanto difícil obtener resultados inmediatos de las dificultades dominicanas. Danilo tiene experiencia, capacidad, tacto, valentía, es honrado y un estadista vanguardista. ¡Salud, suerte y éxitos continuados, Señor Presidente!

Maguá Moquete Paredes es vice-presidente de la Cámara Dominicana de la Prensa Regional, Inc. (CADOPRE). Periodista, ensayista, comunicólogo, politólogo, diplomático. Maestría en defensa y seguridad nacional, geopolítica del Caribe, y, derecho y relaciones internacionales. E. Mail: maguamoqueteparedes@yahoo.com