Danilo y los doce platos vacíos

Por Carlos Luis Baron sábado 18 de febrero, 2012

¡Ay mamacita! Si yo no hubiese tenido el compromiso de ejercer el sufragio en favor del Partido Revolucionario Dominicano en las venideras elecciones presidenciales, Danilo Medina, a pesar del desastre que representa la gestión que encabeza su partido, fuese el destinatario de mi voto, y todo a partir de la presentación de los doce platos vacios en uno de sus anuncios de campaña, con los cuales reconoce el hambre que pasan muchos dominicanos.

No sé si a mucha gente del gobierno le gusta esa publicidad, pero a mi me ha llegado al corazón.

Danilo Medina no solo dice que en la República Dominicana se está pasando hambre, sino que explica con detalles el significado de comer mal.

Danilo y quien calza este escrito somos hijos del sur profundo, ambos pertenecemos a la región más depauperada de la República, donde la gente se desgasta en el hambre y la miseria.

Danilo es de Arroyo Cano, un pueblito que languidece en el tiempo, en la provincia San Juan de la Maguana, y yo de Villa Jaragua, municipio de la provincia Bahoruco, comunidad con el mayor índice de mortalidad infantil en la República Dominicana, llegando a alcanzar a 60 muertos por cada mil niños nacidos vivos, lo que indica que la nación jamás podría cumplir con los Objetivos del Milenio de reducir en dos terceras partes las muerte a infantes de cero a cinco años.

Estos datos no hacen eructar a ningún funcionario del gobierno aunque se coman un arenque con todo y espina.

Los resultados sobre las muertes por el hambre la ofrece el Observatorio de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia de la República Dominicana (ODNA), que asegura que la niñez que habita en las provincias de Bahoruco, Pedernales y Elías Piña enfrenta mayores dificultades y riesgos para su desarrollo que la de otras regiones.

Si tantos niños nacen muertos, algunos se crían desnutridos, y otros precariamente se desarrollan sin hogar y sin escuelas, es porque el partido de Danilo Medina, que lleva doce años disfrutando de las mieles del poder, desconoce las prioridades del país.

El gobierno del PLD no sabe lo que es invertir en la salud, en la educación, en el hábitat y en la alimentación, por eso Danilo en su Spot publicitario, propio de un político opositor dice que si llega al gobierno acabará con la injusticia que representa el hambre.

Danilo sabe que su partido no debe hacer mayores esfuerzos por permanecer en el poder más allá del 16 de agosto de este año, porque no responde a los reclamos de un pueblo que demanda seguridad, abaratamiento del costo de la vida y energía eléctrica.