Danilo,equidad y eficiencia con el planeado cambio tributario en RD

Por Carlos Luis Baron miércoles 29 de agosto, 2012

Sentar a la misma mesa de negociación a grandes empresarios, organizaciones sociales, economistas, centros de investigación y público en general para consensuar un Pacto Fiscal es un acontecimiento inédito en la historia del país que está por verse, con Danilo Medina, dentro de los 90 días de su luna de miel con la nación.

¿La reforma

tributaria nacida de ese Pacto, estarán a la altura del esfuerzo?

Consideraciones a

debatir:

Los impuestos son necesarios para el bienestar de la población ya que permiten la provisión de bienes y servicios públicos; sin embargo, los impuestos tienen costos económicos.

Cualquier discusión sobre política tributaria y/o sobre la necesidad de mayores impuestos

tiene que tomar en cuenta el nivel de la carga tributaria, el nivel y la efectividad del gasto público y la necesidad de mayores gastos, el balance fiscal y el nivel de la deuda pública.

La carga tributaria en RD ha tenido una tendencia ascendente que exhibe una marcada variabilidad.

Por tanto,es necesario identificar aquellas reformas que generen la mayor cantidad de beneficios a la ciudadana y cerciorar su constancia a través del tiempo.

Cualquier cambio fiscal que proponga el gobierno ya sea en la actualidad o más adelante deber tener un buen balance entre los objetivos de mejorar la equidad del sistema, pues ya hicimos en 2005, (LA REFORMA) con la Ley No. 557-05, sobre Equidad a Reforma Tributaria la que modifico las Leyes Nos. 11-92 del año 1992; 18-88 del año 1988; 4027 del año 1955; 112-00 y 146-00 del año 2000.

Sin embargo, la discusión sobre una concertación tributaria integral en RD continúa abierta, hoy.

Si bien se

aprobó la ley de equidad fiscal, ley 557-05, la misma solo pretendía cerrar la brecha fiscal del hoyo de Baninter y a los errores de Hipólito, con falta de reservas verdes, dólar caro y falta de liquidez y confianza en el sistema, mientras que la discusión sobre la propuesta de ley de una real concertación tributaria integral ha sido postergada con el CONEP y con economistas independientes, apolíticos, como el suscrito.

La reforma que se propone según nuestros informantes contiene elementos que mejoran la equidad horizontal del sistema al proponer gravar las rentas de capital, mejorarlas regulaciones de operaciones vinculadas y reducir la evasión, lo que reflejará mejor el ingreso de los contribuyentes. Creo que habrá que redoblar los esfuerzos por mejorar sustancialmente la eficacia y eficiencia de la administración tributaria y aduanera.

De no hacerlo, ninguna reforma tributaria tendrá éxito.

Se especulan estos cambios:

Introducir un pago mínimo u anticipo, a todos, del 2% sobre ventas, u compras efectuadas, con un poder recaudatorio supuestamente de cerca del 2% del PIB (el informante no me preciso su estimación); b) establecer un sistema cedular gravando a las ganancias de capital (dividendos de cualquier género e intereses devengados) de las personas físicas y jurídicas, residentes, u no, en RD, con una tasa del 10%, lo que generaría una recaudación del 0.68% del PIB; y c) una retención del 25% sobre transferencias pagadas a no residentes por cualquier concepto que les genere beneficios en suelo dominicano por sus inversiones y patrimonio, y un 1% de retención sobre los contratos en dólares de artistas y peloteros dominicanos por sus actuaciones en el exterior, como un impuesto patriótico, al regresar a casa, lo que produciría el 0.31% del PIB.

Las tres

medidas conjuntamente generarían recaudaciones de cerca del 3% del PIB, pero deben ser aprobadas y traerán discusiones. Estas medidas son especulativas y creo se aprobaran en 2012, por mayoría Congresional.

¿Por qué

hacer esto?, me dicen en Hacienda y los fiscalistas asesores de Palacio.

PORQUE la

actual política tributaria no mejora sino más bien desmejora los incentivos a la producción, al crecimiento y al empleo en relación al pasado y por eso se propone un aumento en el ISR tasa de hasta un 33%, por Ej. se especula que la Barrick y otras mineras dejaran mucho beneficios,

dando altas recaudaciones, con un costo político y social que dejan donde operan.

Hay que recaudar más y tocar a los que nunca se han tocado, me dicen, aunque eso afectará negativamente el ahorro e inversión y por lo tanto el potencial de crecimiento y reducción de la pobreza del país.

Me hablan de un impuesto mínimo a los ingresos brutos, sobre los comerciantes informales y los busca vidas en RD, la 4ta categoría, como la llamábamos.

El efecto puede ser particularmente severo dependiendo de los márgenes de comercialización de ese comerciante y a la capacidad de traslado del impuesto al comprador. Los exportadores se verán afectados en particular ya que no pueden trasladar el impuesto. Asimismo, la introducción de un impuesto mínimo a los ingresos brutos desmejora la equidad horizontal ya que este impuesto no guarda ninguna relación con el ingreso neto de la empresa.

El CONEP.ORG de RD, por su parte, acertadamente, considera que la reforma debería otorgar más peso a racionalizar las exenciones del IVA y las leyes especiales y de fomento, así como limitar el gasto público siendo más austeros y espartanos.

Las medidas propuestas para fiscalizar y administrar mejor las exoneraciones son positivas

pero la reducción de exoneraciones es tímida por los compromisos de los grandes empresarios e inversionistas con los partidos y sus dirigentes.

Por eso repito, un sistema tributario debe basarse en los principios de neutralidad, equidad y generalidad de los tributos. El principió de neutralidad es necesario y qué los tratamientos e incentivos fiscales preferenciales causan distorsiones en la asignación de recursos y son inequitativos.

Según la

CEPAL, estos beneficios, que se denominan técnicamente "gastos tributarios" o sacrificio fiscal y que corresponden al conjunto de impuestos y gravámenes que no se generan por estar relacionados con actividades promocionadas, tienen un costo adicional para la administración tributaria, en la medida en que ésta tenga que discernir, dentro del universo dé potenciales contribuyentes, quien se está o no se está beneficiando con alguno de los regímenes de incentivos.

Las exoneraciones han debido ser compensadas con una mayor carga tributaria sobre los sectores no promovidos, lo que altera las condiciones de equidad horizontal al imponer cargas tributarias disímiles sobre agentes económicos que está en igualdad de condiciones.

En lo que

respecta a la equidad del sistema, la estructura actual del I.S R. no es eficiente debido a que las tasas progresivas a las personas naturales desalientan aún más la oferta de trabajo y promueven actividades fuera del mercado formal, mientras que el impuesto a los ingresos del capital afectan el ahorro y la inversión.

Adicionalmente,existe una problemática de la concentración del pago de los impuestos en RD y la necesidad de un tratamiento diferenciado de los contribuyentes sobre lo que debe trabajar y está logrando el DGII con su cruce de datos computarizados.

No sabemos si estos bocetos y propuesta prosperen.

Danilo,

necesita recursos y lo que hereda no es halagüeño, pues después de la fiesta, viene la resaca y debemos apretarnos el cinturón todo. Creo Danilo dará cátedras de prudencia y austeridad aunque le cueste la no reelección y quejas en las bases del PLD, pero de que habrá cambios y necesidad de más tasas, impuestos y cargas en RD, es seguro e inevitable.

Tenemos bocetos y propuestas que canalizaremos vía el DGII con su nuevo incúmbete, que a

diferencia del 12 años ex director anterior, se puede contar con Guarocuya Félix Paniagua, como una joya de seriedad, discreción y capacidad que no tiene parangón en RD, ahora que él deberá conciliar y ayudar a su presidente, hacer lo que nunca se hizo.