Dar Cámara de Diputado al PRD sería un error garrafal

Por Carlos Luis Baron martes 26 de junio, 2012

Algunas voces se han alzado solicitando al presidente Leonel Fernandez y al Partido de la Liberación Dominicana(PLD) de la supuesta conveniencia de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), controle la presidencia de la Cámara de Diputados.

Si el PLD escuchara estas voces y más que eso, le diera curso, cometería su primer grave error tras el triunfo obtenido el 20 de mayo pasado.

En primer lugar, el PRD no es un Partido Politico, sino una confederación de grupos en pugna constante por sus intereses; y en segundo lugar, el PRD no ha ganado legítimamente ese privilegio porque no consiguió los diputados necesarios para ello.

Algunos dirán que el actual presidente electo de la República Dominicana, ingeniero Danilo Medina, fue presidente de la Cámara de Diputados por un acuerdo político cuando el PLD no tenía los diputados requeridos, pero se saltan la variable de que fue un acuerdo político a conveniencia del propio Presidente de entonces, doctor Joaquín Balaguer y el PLD estaba en condiciones de ser un verdadero arbitro.

El PRD, nunca ha estado en condiciones de hacer ese aporte al país por su propia naturaleza.

De igual manera, el Comité Politico de PLD, perdería el control en el orden de los temas que políticamente le convendría al Poder Ejecutivo poner en agenda de discusión y aprobación.

Es la mesa directiva, quien decide que se pone en agenda o no. Según nuestra Constitución el derecho de anteponer anteproyectos de leyes pertenece exclusivamente al Presidente de la Republica, Senadores y Diputados, al Presidente de la Suprema en orden Judicial y la Junta Central Electoral en el orden electoral.

Si el PLD, Leonel y ahora Danilo, cometen el error de posicionar en la Cámara de Diputados al PRD, en la misma solo se pondrían sobre la mesa aquellos temas sometidos por el PRD y a saber de cuales de las distintas facciones. Sería un desastre total.

En mi opinión, creemos que si el PLD desea ceder la Cámara de Diputados, entonces debería devolverle el favor al Partido Reformista con Rogelio Genao y cualquier otro diputado sometido por el Presidente de esa organización Ingeniero Carlos Morales Troncoso, pues son aliados políticos y de esa forma se garantiza un equilibrio de poder. De lo contrario, que siga el entierro.

El autor es politólogo