Dar respuestas a pobreza, enfermedad y hambre

Por domingo 11 de septiembre, 2005

astel Gandolfo (Italia), (EFE).- Benedicto XVI expresó ayer su esperanza de que de la cumbre de la ONU, que comenzará el próximo miércoles en Nueva York, salgan respuestas específicas a los "urgentes problemas" de la extrema pobreza, las enfermedades y el hambre.

En una alocución tras el rezo dominical del Angelus, el Papa recordó que el secretario de Estado vaticano, cardenal Angelo Sodano, le representará como invitado en esa cumbre, "que tratará dijo- importantes temas relativos a la paz mundial, el respeto a los derechos humanos, el desarrollo y el refuerzo de la ONU".

El Pontífice hizo votos para que los gobernantes reunidos encuentren "soluciones idóneas para alcanzar los grandes objetivos fijados, en un espíritu de concordia y solidaridad generosa".

En particular, mostró su deseo de que los jefes de Estado y de Gobierno tomen "medidas concretas" ante los problemas más urgentes derivados de la extrema pobreza, las enfermedades y el hambre "que afligen a gran número de pueblos".

La cumbre que se desarrollará del 14 al 16 de este mes abordará, entre otras cuestiones, los avances y dificultades en el cumplimiento de los compromisos adoptados en la Cumbre del Milenio, en el año 2000, que fijó entre sus objetivos el de reducir a la mitad la extrema pobreza en el mundo para 2015.