De Acevedo Vila a Lonel Fernández

Por Luis Fernández martes 1 de abril, 2008

Me decía un amigo puertorriqueño que “…de tanto ver crecer la injusticia, de tanto ver agigantarse los poderes en manos de los malos, el hombre llega a desanimarse de la honra, a tener vergüenza de ser honesto.” Si, porque te estrujan sus bonanzas mal habidas con descaro, viven una estabilidad económica frágil, son presa del engaño, de la mentira de los que detentan el Poder, los mismos que si se lo proponen podrían apear injusticias.

¿Qué ejemplo da un jefe de una iglesia cuando insulta, usa epítetos desagradables y degrada al ciudadano que él siente le ha ofendido? ¿Qué ejemplo dan los lideres políticos cuando mienten, insultan y roban? ¿Qué ejemplo dan los empresarios cuando especulan, contrabandean y convierten el dinero en su patria? ¿Qué ejemplo da un jefe de Estado cuando abusa y usa los dineros del erario público para perpetuarse en el Poder?

Puerto Rico atraviesa una situación difícil, se está poniendo en juego el propio sistema político, la crisis económica y social se palpa en las calles de la isla. Las autoridades reconocen que la isla caribeña entró en una “recesión criolla” desde hace dos años, matizadas por los desacuerdos entre el Ejecutivo y el Senado y la Cámara de Representantes donde los anexionista (PNP) tienen mayorías.

Pero además, por las medidas urgentes y precipitadas adoptadas por el Gobierno que han tenido como consecuencia el encarecimiento de artículos y servicios, empobreciendo a la población. Medidas que el propio Acevedo Vilá reconoció que fueron un error, entre las que se encuentra la imposición del impuesto sobre las Ventas y Uso(IVE) que graba el precio de la mayoría de bienes y servicios.

De igual manera está la creciente delincuencia común, relacionada principalmente con el tráfico de drogas, abusos policiales, violencia domestica, etc. Ahora se agrega la acusación de corrupción anunciada por la fiscalía de EE.UU, contra el gobernador de Puerto Rico, Aníbal Acevedo Vilá. Ha sido acusado de 19 cargos federales de corrupción por presuntas ilegalidades en sus campañas políticas. Junto a él han sido acusados y hecho preso trece de sus colaboradores. Las acusaciones no las hacen los puertorriqueños, las hacen los EEUU porque Puerto Rico es dependiente de ellos.

Lo que más se resalta de las acusaciones son las supuestas donaciones irregulares en las campañas electorales, fraudes y violaciones a la ley electoral. Dicen que hubo recibimiento indebido de millones de dólares que no llegan al millón. Lo mismo que le costaría a un legislador nuestro llegar al Congreso Nacional.

Lamentablemente la pesquisas de las autoridades de Estados Unidos contra el gobernador Aníbal Acevedo Vidá y su Partido Popular Democrático se ha extendido a la Primera Dama, Luisa Gándara, en relación con miles de dólares en prendas de vestir que fueron pagados por otras personas. Los miles de dólares son $3,124 pagadas en parte por otra persona a la tienda Chic Boutique.

El gobernador ha negado todos los cargos y reiterado su inocencia, “contra mi se ha llevado a cabo una persecución con motivaciones políticas para perjudicar mi carrera, entre otras cosas, por haber acusados a las autoridades de EE.UU. en varias ocasiones de injerencias”. Por haber hecho crítica en el caso del líder independentista Filiberto Ojeda Ríos, el cual se afirma fue asesinado dentro de un operativo del FBI.

Si observamos de lo que se le acusa al gobernador de Puerto Rico y lo comparamos con las acusaciones que le hace la oposición dominicana al presidente candidato Leonel Fernández vemos que son pequeñeces. Aquí nada pasa; solo una leve amonestación de la Junta Central Electoral, y todo sigue su curso.

En el pliego acusatorio contra el gobernador de la isla caribeña no se menciona ni una sola acusación de utilización de fondos públicos. Estados Unidos sabe lo que sucede en Republica Dominicana; no puede actuar como lo hace en Puerto Rico, si puede tomar medidas en el interés de que no coladse el sistema democrático dominicano.

Por ejemplo, en informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos se consigna que República Dominicana no ha podido acceder a los fondos que otorga el gobierno norteamericano a los países en desarrollo para enfrentar los desafíos de la pobreza mediante la Cuenca del Milenio. ¿Por qué? Dice el Departamento de Estado que el gobierno de la República Dominicana no ha cumplido con indicadores de gobernabilidad, anticorrupción y mejoras de la calidad de vida de la población.

Y eso se hace más que evidente. Aquí Leonel Fernández, en su interés de perpetuarse en el Poder ha violentado todos los parámetros legales, transita un camino de ingobernabilidad, lleva una ruta de despilfarro de los dineros del Estado en detrimento de la calidad de vida de los dominicanos.

Los Partidos de oposición, las organizaciones de la sociedad civil, la prensa independiente acusan a Leonel Fernández de actos de corrupción y señala los de la Sun Land, el barrilito, el portal electrónico, publicidad reeleccionista con cuenta del Estado, villas en valles, ríos y montañas, compra de dirigentes de oposición, inversión multimillonarias en el Metro sin control oficial, nombramientos ilegales, flota de celulares, derroche de combustibles, chequecitos y funditas, mas de 20 millones en pago de sueldos a dirigentes y activistas del PLD que no prestan servicio al Estado dominicano, el caso de la Harley Davison, las ONG de legisladores, etc.

Entre el gobernador Acevedo Vilá y Leonel Fernández hay una gran diferencia y grandes coincidencias. Coinciden en haber aplicado impuestos a los artículos y servicios que le llevan a un empobrecimiento alarmante de la población, un aumento de la delincuencia por el auge del tráfico y consumo de drogas, abuso policial y violación a las leyes electorales.

No coinciden en la utilización y abuso de los recursos del Estado, ni en la compra de dirigentes de oposición, ni en el pago de sueldos con los dineros del gobierno a activistas y dirigentes de su partido sin trabajar, ni en la acusación de actos de corrupción en el gobierno.

De nada de eso se le acusa al gobernador de Puerto Rico tal y como se le esta acusando al presidente Leonel Fernández. Pero además, no coincide Leonel con el gobernador porque, a diferencia del primero, Acevedo Vilá reconoció públicamente que fue un error tomar las medidas que graban los precios de los artículos de primera necesidad y los servicios de la mayoría de la población.

Por cosas frágiles se le acusa al gobernador, y la fiscalía de EEUU emitió 27 acusaciones en su contra por supuestas donaciones irregulares en su campaña política y fraudes a la ley electoral. Estados Unidos, nuestro principal socio y vigilante de los países del hemisferio debe observar con preocupación lo que esta sucediendo en Republica Dominicana. Aquí, por nuestra debilidad institucional no podemos someter a la justicia al presidente Leonel Fernández. Cuando deje el Poder podría emprenderse acciones judiciales.

Con lo que ha hecho Leonel Fernández en este proceso electoral, si se impone en las elecciones de mayo, nos abocaremos a una crisis política, social y económica impredecibles. El autor es periodista (CDP), Consultor de Imagen Pública y pte de la Fundación Dominico Puertorriqueña, capítulo Rep. Dom.