De Manolo a Danilo Medina

Por Carlos Luis Baron lunes 9 de julio, 2012

…Óiganlo bien, señores de la reacción, óiganlo enemigos del pueblo, enemigos del progreso: si imposibilitan la lucha pacífica del pueblo, el 14 de Junio sabe muy bien donde están las escarpadas montañas de Quisqueya y a ellas iremos, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad, de la justicia, el espíritu de la revolución, porque no nos quedará entonces otra alternativa que la libertad o muerte”. Discurso Manuel Aurelio Tavárez Justo.

Después de mostrarle todo tipo de veneno al pueblo al través de las pre-estructuradas elecciones y desintoxicado el país, estos hombres estoy seguro que, prestarían un servicio importante y necesario a la patria. En estos preciso momentos cuando el PLD imprime y promociona un sello de incondicionalidad propio y personalista a la población dominicana, entendemos que Dios no permitirá que el PLD gobierne cuatro años más con el mismo egoísmo y la misma deficiencia que lo hizo Leonel Fernández.

Tenemos la obligación de rebuscar dentro de nuestra reserva moral humana, que permuta siendo aislada; un servicio humano personificado. Juntos tenemos la imperante responsabilidad de rescatarnos. Debemos formar un cuartel general de nuestra honestidad, (palabras de Manolo Tavarez Justo). Salir urgente al rescate de esos conceptos de supervivencia de nuestra patria protegiendo nuestro arsenal humano, es una necesidad que debemos asumir con insoslayable voluntad. ¿Hasta dónde Leonel Fernández y sus sicarios han llevado al país por el derrotero y la deshonra? ¡Buena pregunta!

Señor presidente: queremos llamar su atención a fin de que acepte poner a su disponibilidad, si así estos hombres y mujeres lo permiten, para formar un equipo honorable en servicio a la patria. Este formato humano se encargaría de darle apoyo a las iniciativas de desactivación de todo el andamiaje del gobierno que dejo Leonel Fernández para seguir repleto de impunidad en conjunto con los malandrines que le acompañan y aplauden.

Como humilde propuesta, entre otros ciudadanos, deberán formar un equipo equilibrado consultivo para el próximo gobierno que surgió de las irónicas elecciones. Todos juntos debemos asumir y jurar un compromiso de Nación, y así tratar de sacar a flote la República Dominicana, nuestro país que como barco está varado sobre el vicio, la corrupción y está perdiendo la voluntad y moral.

Luis Abinader, Hugo Tolentino Dip, Negro Veras, Guillermo Moreno, José Nicolás Fernández Valentín, Julián Serulle, Hanley Herman, Miguel Guerrero, Pedro de Jesús Candelier, Ivelices Prats de Pérez, Alicia Ortega, Alba Nery Collado, Alexis Évora, Milagros Ortiz Bosch, Nuria Piera, Aura Celeste Fernández, Luis Eludís Pérez, José Agustín Méndez Lara, Manuel Esquea Guerrero, José Aníbal Suarez, Shalup Mejía, Virgilio Bello rosa, Andrés L. Mateo. Juan Bolívar Díaz Santana. Adriano Espaillat. Víctor Morírsete.

Después de sacarle el veneno al pueblo al través de las elecciones desintoxicado ya el país, estos hombres estoy seguro que prestarían un servicio necesario a la patria. En estos momentos cuando el PLD imprime y se sacude sobre un sello de inconformidad popular, en la mayor parte del territorio dominicano; lo dice el consumo periodístico y la apreciación general. Estamos ansiosos de un cambio de gobierno. Percibimos que el ejercicio gubernamental, chabacano y fantasioso que ha sido practicado en este pueblo tiene que llegar a su final.

Quiero además, recordarle el compromiso moral que su patrón de conducta juro al pueblo dominicano y que usted ha conseguido manejar los destinos de esta atribulada Nación. La confianza depositada en las nuevas autoridades, va mas allá de un decreto divino, como lo es la voluntad de un pueblo que se encuentra atrapado en el patio trasero por un Haití; paupérrimo lugar, olvidado de los dioses, donde se respira hasta el aire que botamos los dominicanos.

Danilo: nuestro pueblo es bueno, tolerante, comprensivo. Los dominicanos somos verdaderos mártires del tiempo y la voluntad desgraciada de seres humanos. ¿Por qué nos tratan tan mal? Manolo: Me han contado que hay momentos en que uno se siente preso de su propia fortuna y, nos vemos reducidos a micro organismos con destino, sin piedad, poca voluntad y un futuro dudoso.