¿De qué te ríes?

Por Carlos McCoy lunes 12 de marzo, 2012

En un anuncio político de oposición en la televisión dominicana, se ve un parroquiano preguntándole a una foto de un sonriente Lic. Danilo Medina la interrogante que encabeza este trabajo.

Como una foto, obviamente, no puede responder, nosotros vamos a contestar en su lugar.

Cuando alguien ríe, como lo hace Danilo en la fotografía, es porque está contento. Feliz.

Nosotros también estamos alegres y nos reímos porque vivimos en un país que, a pesar de la crisis mundial y los altos precios del petróleo, nuestro gobierno ha mantenido, por más de siete años, el crecimiento de la economía, la estabilidad de la moneda y ha controlado la inflación.

Nos reímos porque cada día una cantidad mayor de ciudadanos dominicanos acceden, gratuitamente, a los diferentes servicios de salud que ofrece el Estado.

Reímos porque sigue creciendo el número de tarjeta habientes del sistema de solidaridad, comer es primero, bono luz y bonogas.

Nos reímos porque dentro de poco tiempo la inauguración de la segunda línea del metro, va a permitir que miles de obreros, estudiantes y el pueblo en general, se sumen a los cientos de miles que hoy puedan moverse de un punto a otro de la ciudad, en un transporte cómodo, limpio, eficiente, seguro y barato.

Nos reímos porque son muchos los estudiantes de provincias que no van a tener que ir a la capital dominicana aseguir sus estudios universitarios, pues hay un Centro Regional cerca de sus lugares de residencia.

Tenemos que reír porque más y más dominicanos, con la construcción y reparación de acueductos en todo el territorio nacional, pueden contar con agua potable en sus viviendas.

Como no reír si el gobierno está construyendo nuevas autovías, adecuando las existentes y asfaltando la mayoría de las calles de los barrios de todas las provincias del país.

Reímos porque son miles los jóvenes que han salido a estudiar al extranjero beneficiados con las becas otorgadas por el gobierno a estudiantes sobresalientes.

Tenemos razones suficientes para reír ya que la inversión extranjera, el turismo y las exportaciones siguen en aumento yen consecuencia, baja el desempleo. Lo que hace que se reduzca también la pobreza.

Reímos porque el próximo 16 de agosto, por primera vez en nuestra historia, un Presidente elegido democráticamente por el voto de la mayoría ciudadana, va a traspasar, sin ningún tipo de trauma, la banda Presidencial de la República Dominicana, a otro miembro de su propio partido político, también elegido por vías democráticas.

Lo que se constituirá en un feliz acontecimiento, que le mostrará al mundo, que la República Dominicana es y seguirá siendo un modelo de estabilidad social, política, económica y democrática con muy pocos precedentes en América Latina.

Tenemos muchas otras razones para reír. Les exhortamos a no entristecerse con las Casandras que anuncian desastres. Contágiese con esta risa y el 20 de mayo venidero, acompáñenos a seguir riendo a carcajadas cuando le cerremos, de una vez y para siempre, el camino malo a la improvisación y al desorden, votando por el candidato del mejor cambio. El cambio seguro. ¡Danilo Medina!

carlosmccoy@ymail.com