Decenas personas abarrotan terminales del Metro para visitar Feria del Libro

Por martes 22 de abril, 2008

SANTO DOMINGO,RD- Decenas de personas abarrotaron las terminales del Metro de Santo Domingo, para visitar la Feria del Libro, recientemente inaugurada, aprovechando la facilidad de transporte gratuito de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte Terrestre (OPRET).

La dirección de la OPRET inició el servicio a las 8:00 de la mañana debido a la gran cantidad de personas que abarrotaron las terminales, pero estaba pautado iniciar a las 2:00 de la tarde hasta las 10:00 de la noche.

El ingeniero Diandino Peña, director de la OPRET, anunció el sábado después de la segunda prueba, que se realizó al Metro de Santo Domingo, que por instrucciones del presidente Leonel Fernández se ofrecería transporte gratis a los visitantes a la Feria Internacional del Libro.

Centenares de personas acudieron en masa a las diferentes paradas del Metro para visitar la fiesta de la cultura, como es conocida la Feria del Libro, que inició el pasado lunes con la participación de 28 países agrupado en los Estados del Caribe.

El abordaje de personas hacia el Metro se realiza desde las estaciones Hermanas Mirabal, ubicada en el Mirador Norte, Los Taínos, en la calle Ovando, Casandra Damirón, en el Teatro Nacional, Amín Abel, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y Centro de los Héroes.

Las personas se mantenían en filas y mostraban ansiedad por montarse en el Metro, y muchos expresaron que ya no tenían que viajar fuera del país para sentir la sensación de abordar un tren, que dará servicio desde las 8:00 de la mañana hasta 10 de la noche.

Los empleados del Metro de Santo Domingo tienen orden de no dejar montar personas con bultos grandes, tomando alcohol, ni con animales, tampoco pueden fumar, comer ni beber, así como llevar armas de fuego, y no se acepta viajar solos a niños menores de 12 años.

En un recorrido realizado por periodistas de El Nuevo Diario se observó que en cada estación se montaban en el tren más de 300 visitantes, para llegar a la feria del libro.

La joven Melania Florencio dijo que ella salió del trabajo y de inmediato se trasladó a la estación del Centro de los Héroes para visitar la Feria del Libro. "Tengo curiosidad de montarme en el tren y llevo dinero para comprarme un libro en la feria", expresó.

El señor Juan Hernández Tiburcio manifestó que "yo me iba a subir al tren comiéndome un pedazo de biscocho pero un agente de Amet me prohibió montarme, porque no se puede comer dentro".

Los usuarios que visitan la Feria del Libro reciben boletas en las estaciones y los empleados le explican el procedimiento a seguir para llevar el buen orden en el Metro.