Del boschismo, iglesia, escudo e integridad política

Por Carlos Luis Baron jueves 5 de julio, 2012

“De los que se dedican a las citas de pensamientos de Don Juan les vienen bien lo de la integridad, que todavía sigue siendo mas que un tema pendiente una herramienta útil e imprescindible, pero como reza en nuestro escudo: “…Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libre” , Juan, 8:32.” La semana pasada estuve con la familia en Saint John Chrysostom Church, la cual esta a cargo de Parochil Vicar, Rev. Osiris Salcedo, quien es oriundo de Tamboril en la República dominicana, y quien goza de gran aprecio y respeto en su comunidad del Bronx. Me toco el alma cuando en sus reflexiones trato el tema de la integridad, refiriéndose nada mas y nada menos a la Biblia que posa en el centro de nuestro escudo, y cuyo texto dice “ …Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres”, de Juan, 8:32.

Se refería el padre Salcedo al peligro de mal juzgar cuando se extraen ideas incompletas, para lo cual paso a citar de Juan, 8:31 y 8:32: “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? …, que es el texto integro. Pero para bien en el escudo están colocados …suspensivos al inicio de esa cita para prevenirlo.

A que verdad se refería el sacerdote? La que se expresa en la primera parte del versículo ya citado. Recordemos cuando se publicito en campaña el que Don Juan había expresado “ Yo no creo en Dios”. Ya sabemos de donde venia y cual era la finalidad de esa mentira o verdad incompleta e invertida.

No existe arma mas dañina que la mentira convertida en verdad, y las citas incompletas y varia veces repetidas es uno de los vehículos mas expedito para su consumación. De mentira habría que hacer un pase a lo que escuche ayer sábado/30 en la actividad conmemorativa del 103 aniversario del natalicio de Don Juan Bosch, organizada por la fundación Profesor Juan Bosch de New York, en la escuela Gregorio Luperón, que esta ubicada en el mismo corazón de Washington Heights.

Fue un acto comunitario muy bonito, que además de su elegancia desbordó la verdosidad patriótica con demostraciones artistas sublimales: Canciones propias y delicadas de la ocasión (La gaviota,…), y un recitar magistral y emotiva a cargo del declamador y poeta transnacional, y nacional, profesor Frank Adolfo ( Arriba el pabellón,…) – de quien se dice que ya esta mas allá de los grandes de su género artístico.

Le toco hacer la disertación al ilustre e intelectual joven dominicano que no necesita presentación, el profesor Juan Billar, director y pionero fundador de la ya renombrada escuela secundaria de New York, y quien como todo un profesional y maestro no desperdició un solo segundo para mostrar con pruebas documentales, y de manera cruda y elegante – despertó un gran interés controvertido entre los presentes – sobre aquellas grandes mentiras que incriminan el papel jugado por la Iglesia católica en complicidad con sectores adinerados o tutumpotes en contra de la verdad, la ética e integridad política de Don Juan.

La integridad – se usa también en las ciencias matemáticas – fue el discurso educativo de Don Juan en la década de los años 70. El hacia hincapiés en la unidad necesaria entre el pensar y el hacer. De las izquierdas teóricas y de muchos de sus lideres ( marxistas, leninistas y maoístas), los cuales en la practica y en lo personal actuaban totalmente diferentes ( burgueses)

De los que se dedican a las citas de pensamientos de Don Juan les vienen bien lo de la integridad, que todavía sigue siendo mas que un tema pendiente una herramienta útil e imprescindible, pero como reza en nuestro escudo: “…Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libre” , Juan, 8:32.