Del Danilo Medina valorado en New York

Por Carlos Luis Baron martes 1 de mayo, 2012

NEW YORK.- Lo percibido y sentido en el panorama político electoral en esta importante plaza, donde el dominicano pulula por todos rincones, indica que luce poco esperanzador el 20 de mayo venidero para la selección del candidato presidencial, Danilo Medina Sánchez.

Fuera de no existir un Partido de la Liberación Dominicana verdaderamente unificado, dinámico y emprendedor, como en otros tiempos, tampoco han resultado coherentes y mucho menos convincentes, las propuestas enarboladas por el candidato de origen sanjuanero, sobretodo, cuando se tiene en consideración el historial ético y moral que algunos aseguran tienen varios de los principales acompañantes de Medina Sánchez cada vez que ha hecho presencia en la parte alta de la denominada Gran Manzana.

La manera cómo fue realizada la contienda interna, dirigida a escoger las y los candidatos a diputados en ultramar, dejó heridas que aun no han sido curables fruto de la aplicación de "algunas papeletas que terminaron matando al menudo" y que en consecuencia, hizo que importantes figuras del peledeísmo reflexionaran, rápidamente, sobre cuál sería, en lo adelante, su participación en el actual torneo electoral.

Aludiendo diversas razones, una significativa porción de la población votante alude que la propuesta Danilo-Margarita está encarnada por dos figuras sustentadas y promovidas por los más genuinos prototipos de la mentira, el engaño y la corruptela en las lides de organización política fundada por el ejemplarizante profesor Juan Bosch y por tanto, poco ha de esperarse en el orden de la aplicación de medidas tendentes a enfrentar la delincuencia, el narcotráfico y el peculado, entre otros flagelos que agreden la sociedad dominicana.

En torno a Danilo Medina, por los corrillos neoyorquinos, se afirma con insistencia que, además de ser un candidato carente de carisma, no obstante poseer "una cabeza bien amueblada"’, refleja, desde ya, en sus gestos y ademanes, la tristeza y el pesar propio de un político acorralado y que indefectiblemente se encamina a la derrota electoral y política.

Se cuestiona con severidad su mutismo ante lo expuesto por valiosas comunicadoras dominicanas sobre su compañero de partido, ingeniero Félix Bautista, su insistencia en presentar una radiografía electoral falsa con las constantes publicaciones de encuestas, a decir de muchos, amañadas, y de manera despiadada, se hace alusión a la innecesaria y abusiva utilización de algunos de los peores métodos balagueristas en interés de pretender apabullar a su principal contrincante.

Así y no de otra manera, en sentido general, pinta el tétrico panorama electoral que envuelve a un candidato presidencial que quizás, manejado una manera distinta y con acompañantes diferentes, hubiese podido dinamizar de manera real y efectiva las bases de la organización que afirma representar y por tanto, materializar un triunfo diáfano y contundente.

Dejemos llegar el 20 de mayo y ya veremos los resultados pero por el momento, no se corresponde con la verdad asegurar que al danilismo le soplaran vientos positivos, mucho menos cuando, en la plaza neoyorquina, domina un secreto a voces que, entre otras cosas, sirve de recordatorio, a peledeistas y no peledeistas, en torno a la no integración real y plena del doctor Leonel Fernández en el proceso de campaña, sin importar se deshoje Margarita y Danilo pase a otra vida en el campo de la política partidaria dominicana.

No desesperéis… Ya falta poco… Esperemos pues…