Demandan intención de donación de órganos y tejidos aparezca en la licencia de conducir y en la cédula

Por miércoles 30 de abril, 2008

El presidente del Banco de Córneas de República Dominicana demandó de las autoridades hacer cumplir la Ley que las obliga a colocar en la licencia de conducir y en la cédula de identidad personal y electoral la intención de donación de órganos y tejidos de todos los ciudadanos que así lo deseen.

El doctor Juan Francisco Batlle sostuvo que la Ley No. 329-98, sobre donación de órganos y tejidos, establece que dicha intención debe ser incluida en la cédula y en la licencia de conducir. Sin embargo, “las autoridades que emiten la licencia de conducir realizan la pregunta, la tienen en sus archivos, pero la voluntad de donación no aparece en el carné del portador, y esto inhabilita toda su función”.

Con relación a la cédula, el también director del Comité para la Prevención de la Ceguera reveló que durante la administración pasada, la Junta Central Electoral se negó a cumplir con la disposición legal, “a pesar de que la misma es muy clara respecto a que dicho documento debe contener la decisión del portador en vida”.

Batlle refirió que las personas de escasos recursos que esperan por transplantes en el país atraviesan por enormes dificultades ante la aguda escasez de órganos y tejidos locales, dado que no tienen dinero para adquirirlos en el exterior. Puso como ejemplo la dramática situación de las alrededor de 300 personas pobres que aguardan por tejido corneal para recuperar la visión.

“En los 20 años de existencia del Banco de Córneas de República Dominicana, la directora de la institución, licenciada Josefina Santos, ha luchado por obtener las córneas en las funerarias y en las morgues de los hospitales y clínicas; pero su gestión ha encontrado todo tipo de resistencias”, indicó.

El reconocido científico dominicano sostuvo que, en múltiples ocasiones, al Banco de Córneas le han sido negados los derechos de levantar los tejidos que los occisos y sus familiares quisieron donar.

Igualmente, en diversas oportunidades ha sido prohibida la entrada de sus representantes al Instituto de Patología Forense, para impedirles la recolección de las córneas de los cientos de cadáveres a los que se les practican autopsias.

“Sueño”, dijo Batlle, “con el día en que el Instituto de Patología Forense autorice el levantamiento de córneas de manera civilizada; con previa autorización de los familiares y de los médicos forenses, con los papeles firmados y pensando en mejorar la calidad de vida de quienes necesitan esos tejidos”.

El neuroftalmólogo concluyó en que para regularizar la donación de córneas en el país no se precisa de nuevos bancos o estructuras, sino de implementar la Ley No. 329-98 en Patología Forense, así como en funerarias, hospitales y clínicas; y otorgar presupuesto a las instituciones existentes.