Denuncian atropello en consulado contra programa de TV, funcionarios desmienten acusación

Por martes 4 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El productor del programa “Detrás de la Noticia” que se transmite los miércoles por el canal 35 de cable en Manhattan José Carbonell, denunció que el vicecónsul administrativo Darío Medina atropelló e insultó al medio de comunicación, cuando ayer en la mañana, hacían un reportaje acerca del trabajo de la Junta Central Electoral, cuya oficina está dentro de la sede consular.

Medina y el periodista Nelson Encarnación, negaron telefónicamente las acusaciones de Carbonell y explicaron que todo se debió a una “calentura” de ambas partes, por una discusión originada en la autorización que deben tener los medios para moverse en el área de las instalaciones consulares en Nueva York.

Carbonell, en entrevista con este reportero aseguró que previamente habló con Encarnación, quien dio todas las facilidades y el trabajo se hizo sin ningún obstáculo. “Pero cuando vamos a entrevistar algunas de las personas que estaban en el salón de espera del consulado, el vicecónsul Medina, nos enfrentó, acusándonos de ser perredeístas con la intención de hacerle daño al gobierno”.

Encarnación aclaró que el permiso que concedió fue para que el programara grabara en la oficina de la JCE y no en el espacio del consulado. Medina sostuvo que no nunca ha habido problemas en dar permisos a medios que quieran hablar con los usuarios de los servicios consulares.

Explicó que lo único que le reclamó a Carbonell, fue que debía contar con el permiso, pero que el productor insistía en grabar pese a la advertencia. “Si pide el permiso, no hay problema de ningún tipo, tú me conoces y sabes cómo me manejo con los medios”, añadió el vicecónsul.

Insistió en que Carbonell y la señora Martínez, hicieron el trabajo en la JCE. Medina reconoció que ambos se exaltaron y se “cruzaron” algunas palabras fuertes, pero que luego pidió excusas a la señora que es la principal conductora del espacio.

“Le pedí excusas a la señora Martínez, porque una dama merece respeto”, agregó Medina. La señora Martínez dijo por su parte que ciertamente el funcionario le pidió disculpas, pero que su respuesta fue la de que ella no es nadie para aceptarlas y exhortó a Medina a ser más comedido, especialmente cuando está frente a una mujer.

“El vicecónsul, casi me lleva de encuentro, porque estaba muy exaltado y ni siquiera tomó en cuenta que yo estaba ahí”. Martínez y Carbonell estaban acompañados por José Carbucia, camarógrafo del programa.

“Creo que esos funcionarios deberían tener más delicadeza con las personas que están trabajando, porque él estaba haciendo el suyo y nosotros el nuestro”, expuso la presentadora de “Detrás de la Noticia”.

Martínez agregó que no es posible que se le falte el respeto a ningún periodista. “Como lo hicieron conmigo, lo pueden con otros y no podemos dejar que eso ocurra”.

Carmen aclaró que el equipo del programa no fue al salón del consulado a grabar entrevistas, sino que Carbonell, fue a saludar a un conocido. “Ocurrió que cuando el vicecónsul nos vio acompañados por el camarógrafo, entonces se nos fue encima verbalmente, reclamando que allí no podía haber una cámara”.

Acorde con la versión de la presentadora, se le explicó a Medina que la cámara estaba apagada, pero éste recalcó en que debían salir del área y acusó delante de todos a Carbonell de ser un “perredeísta, opositor al gobierno, cuyos programas los utiliza para atacar al PLD y a su presidente”.

Martínez relató que cuando ella le informó al vicecónsul que contaban incluso con permiso del periodista Encarnación, el funcionario les dijo que “Nelson no es nadie aquí, el jefe es Francisco Fernández que es el cónsul general”. Martínez manifestó que la forma en que se condujo Medina, no es la más apropiada, porque esa no es la manera de hablar con la gente y mucho menos con comunicadores sociales.

“El (Medina), nos dijo barbaridades, su irritación era más por los supuestos ataques de nosotros contra el gobierno, que por haber estado en el salón del consulado”, añadió Martínez.

Además de productor de televisión, Carbonell es presidente del Movimiento Político Destino 2000 y dijo que comenzará a jugar el rol de opositor al gobierno, “porque hay muchas cosas que no están en su lugar”.

Encarnación remachó en que no hubo ningún atropello por parte de las autoridades consulares. “No hubo ningún impedimento, se les permitió hacer el trabajo que fueron a hacer y lo hicieron sin problemas”.

¿Qué mas humildad que cuando se pide disculpas?, se preguntó Encarnación. El periodista que labora en la oficina de prensa del consulado general es Subdirector de Prensa de la Presidencia con asiento en Nueva York.

Carbonell indicó que la intolerancia frente a los medios que difunden lo negativos de los gobiernos peledeístas, es parte de una conducta tradicional en los oficialistas, algunos de los cuales no ocultan la vocación fascista que los caracteriza.

El Movimiento Destino 2000 respaldó la reelección de Hipólito Mejía en el 2004, en 1994, apoyó a Jacinto Peynado y en el proceso interno del PRD del año 2000, se puso al lado de Fello Suverbí Bonilla, por lo que Carbonell aclaró que esos apoyos indican que la organización, decide a quien apoyar en los diferentes procesos, cuando entiende que los programas enarbolados por los aspirantes presidenciales, benefician a la comunidad criolla en el exterior y al país como nación.