Deploran deterioro del río Masacre

Por viernes 2 de diciembre, 2005

Dajabón. Diversos sectores de la frontera deplora el estado de deterioro del río Masacre, debido al corte de árboles en sus riveras. El afluente que nace en el pico del Gallo, cerca a la loma Nalga de Maco en la cordillera central y en una gran parte de su trayecto se convierte en una fuente fronteriza compartida entre Haití y la República Dominicana, hasta llegar a su desembocadura en las aguas marítimas de la bahía de Manzanillo de la provincia Montecristi.

El río Masacre está preñado de historia, no así de agua, lo que se convierte en una fuerte preocupación para la mayoría de las familias de la provincia de Dajabón.

Dirigentes del Movimiento Montaña Verde, Centro Culturales, deportivos, asociaciones de campesinos, centros de madres, Juntas de Vecinos y dirigentes políticos ubicados en Dajabón, Loma de Cabrera, Restauración, Partido, El Pino, Manuel Bueno, Río Limpio y otras demandas de las autoridades poner más atención a la situación de ese importante río.

Este suple de agua a los acueductos de los municipios de Loma de Cabrera, Dajabón y zonas adyacentes tiene como afluente próximo a Dajabón, un río que nace en territorio haitiano y que recibe el nombre de Sanante.

Masacre aporta agua al canal Juan Calvo que es el que irriga miles de tareas de tierras en el municipio de Dajabón incorporadas a la producción agrícola, ganadera y a miles de hombres, mujeres y niños y con una gran incidencia en el cultivo de arroz.

Los denunciantes dicen que se continuar la carta de árboles en el trayecto del río son miles los seres humanos que se quedarán sin agua.

Algunos consideran que sus ancestros que todavía por los años 60 esta era una fuente muy caudalosa y sus crecidas permanecían por mucho tiempo, lo que no ocurre actualmente.

“Este río presenta un deterioro que llora ante la presencia de Dios y los hombres de buena voluntad, y todo, debido a dos razones dolorosas, la primera, que guarda relación con la destrucción criminal del bosque y la segunda, la práctica de sacar arena sin ningún criterio técnico” han dichodirigentes comunitarios.

Es una cuestión que no solamente sucede ante la indiferencia de las autoridades, sino que en ocasiones estas se han convertido en cómplices y peor aún, en oportunidades son ellas mismas quienes sacan arena.

Es preocupante y alarmante lo que estamos diciendo, y sobre todo, nos da escalofrío al recordar que las estimaciones que hay son que en los últimos 15 ó 20 años han desaparecido más de 500 fuentes acuáticas.

Para salvaguardar ese río dos instituciones de Dajabón como son el Club Rotario y la Fundación para el Desarrollo de la Provincia de Dajabón (FUNDEPRODA) están trabajando desde hace varios años por la salvación del Masacre.

Una y otra han hecho una gran labor de tomar conciencia, orientación y reforestación de sus riberas con el respaldo de algunas instituciones Estatales y de la Sociedad Civil.