Descubren explosivos de la Yihad en un asentamiento de Gaza

Por miércoles 17 de agosto, 2005

Jerusalén, 17 ago (EFE).- En el asentamiento judío de Shirat Iam (Canto del mar), en el sur de la franja de Gaza, fue descubierto y desactivado hoy, miércoles, un "cinturón explosivo" con diez kilos de dinamita, informó el Servicio General de Seguridad (Shin Bet).

Los explosivos fueron preparados por militantes de la Yihad Islámica, organización a la que Israel declaró una guerra sin cuartel tras un atentado en el que murieron cinco personas, en junio pasado, cuando un suicida se inmoló en la ciudad de Natania.

Los explosivos debían ser utilizados por un suicida que los activaría mientras las fuerzas israelíes de seguridad procediesen, probablemente mañana, jueves, a desalojar a las 17 familias de colonos asentados en ese lugar, donde también se atrincheran centenares de jóvenes "anaranjados" para repeler la evacuación.

Fuentes del Servicio General de Seguridad, cuyos agentes operan en los territorios palestinos ocupados y en el territorio israelí, informaron de que fueron detenidos tres palestinos, dos de ellos en el pueblo palestino vecino de Muazi.

La revelación de las fuentes del Shin Bet, esta noche por medio del Canal 1 de la televisión pública, se produjo horas después del ataque de un colono israelí que mató a tres obreros palestinos, e hirió a otros dos, en el asentamiento judío Shilo.

El primer ministro Ariel Sharón describió ese atentado como "el atentado de un terrorista israelí" al condenarlo como un acto de sabotaje contra el plan para desconectar a Israel de la franja de Gaza, y desalojar los 21 asentamientos judíos de ese territorio.

El principal asistente de Sharón, Dov Weisglass, transmitió las condolencias del primer ministro al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, quien pidió "contención" a las facciones de la resistencia palestina contra la ocupación.

"No déis pretextos a los israelíes para interrumpir la retirada de la franja de Gaza", una iniciativa de Sharón tras una ocupación de 38 años, desde la guerra de 1967. EFE