Descubren proteína que impide envejecimiento de ratones

Por jueves 25 de agosto, 2005

Washington, 25 ago (EFE).- Científicos de EEUU y Japón han descubierto una proteína que prolonga la vida de ratones mediante el control de la insulina, aunque hay divergencia sobre si puede alargar la vida de los humanos o mejorar la calidad de su vejez.

Según los autores del descubrimiento publicado hoy en la revista "Science", la proteína podría ser la base de una terapia para extender la vida o al menos retardar los efectos de la edad en una persona.

"Podría ser uno de los pasos importantes hacia el desarrollo de una terapia contra el envejecimiento", señaló Makoto Kuro-o, autor principal del estudio, en el que participaron investigadores del Centro Médico UT Southwestern en Texas y científicos japoneses.

Harry Dietz, un experto en genética de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (Maryland), intentó bajar las expectativas, al indicar en la revista que "no se trata de una varita mágica contra el envejecimiento".

Sin embargo, Dietz añadió que el descubrimiento se acerca mucho a la concreción del sueño de llegar a la vejez sin achaques.

"Hemos descubierto algo que tal vez tenga la capacidad de hacer que la vejez sea más rica", señaló.

La proteína, identificada como "Klotho", existe en varias especies animales y se adhiere a las células al circular en el torrente sanguíneo.

Descubierta originalmente en 1997, la proteína fue bautizada con el nombre de una deidad griega que controla la duración de la vida del hombre.

Según el estudio, investigaciones previas habían demostrado que los ratones que carecían de "Klotho" mantenían una apariencia normal hasta los tres o cuatro meses de vida.

Sin embargo, después comenzaban a mostrar signos prematuros de envejecimiento tales como atrofia dérmica, osteoporosis, arterioesclerosis y enfisema, y los roedores morían a los dos meses de vida.

Para su último estudio, los científicos crearon una cepa de ratones mutantes en los que el gen de "Klotho" generaba más proteína de lo normal. Esos ratones tuvieron una longevidad superior de entre el 19 y el 31 por ciento en comparación con roedores normales.

Los investigadores también estudiaron la forma en que la proteína afectaba la secreción de insulina, por cuanto se ha determinado que muchos animales que son resistentes a esta última hormona tienen mayor longevidad.

Los ratones con mayores niveles de "Klotho" tenían más insulina en su sistema de lo normal y, por lo tanto, eran más resistentes a sus efectos.

Lo contrario ocurría en aquellos con poca proteína en su sistema, eran más sensibles a la insulina y sus niveles de esta última hormona eran bajos.

Sin embargo, los científicos admitieron que la influencia de la insulina crea un problema en la creación de una terapia en la que se utilice "Klotho" para combatir el envejecimiento.

Según señalaron, la mayor presencia de "Klotho" en el sistema podría extender la vida, pero también podría desencadenar la diabetes.

Los investigadores también descubrieron que los niveles excesivos de "Klotho" en los roedores reducían la descendencia de manera considerable, manifestó Kuro-o en el artículo de "Science".

Pero hay otros que dudan de la relación entre los índices de insulina y los resultados de la proteína en la prolongación de la vida y la reducción de los efectos del envejecimiento.

Esa vinculación es "tenue", según Luciano Rossetti, director del Centro de Investigaciones de la Diabetes de la Escuela de Medicina Albert Einstein, en Nueva York.

Como prueba, señala que los ratones hembra que generalmente tienen niveles mayores de la proteína tienen también niveles normales de insulina y viven un tiempo sustancialmente mayor que los machos.

Por su parte, Cynthia Kenyon, investigadora del envejecimiento en la Universidad de California, este nuevo estudio plantea la posibilidad de que se pueda extender la vida junto con el aumento de la resistencia a la insulina. EFE