Desde la Comodidad de la Ventaja

Por Tito Pereyra viernes 11 de mayo, 2012

En cualquier país dónde se lleva a cabo un proceso eleccionario democrático los candidatos se “mueren” por una invitación a un debate. Así pueden difundir sus primorosas ofertas y poner trabas y obstáculos a las de los contrincantes. En el proceso dominicano que está a punto de concluir, el candidato de medio P.R.D. ha evidenciado un miedo terrible a estas convocatorias y ha rechazado un debate a nivel nacional y otro en Atlanta, en dónde está establecida la cadena de noticias CNN.

La pregunta obligada es, aparte del miedo a sufrir una derrota en las argumentaciones, que otras motivaciones tiene el candidato Hipólito Mejía y su equipo de campaña. Quizás es evidente que sería muy difícil argumentar en frio sobre los grandes logros de los gobiernos de Leonel Fernández y el P.L.D. como la reducción de la pobreza, la estabilidad cambiaria y la inversión extranjera, además de las numerosas obras de infraestructura y los programas sociales de subsidio eléctrico, gas y alimentos a los más pobres, cuando en el cuatrienio que gobernó Mejía todos estos aspectos fueron catastróficos.

Además de una u otra manera se iba a caer en preguntas sobre el estilo jocoso y que parece burlón del agrónomo. En una ocasión el Presidente Fernández lo parafraseó en una parodia del eslogan de campaña Llegó Papá como “Llegó Ja, Ja”.

Recientemente se dio la noticia de que el 53% de la inversión extranjera que viene al Caribe se hace en la República Dominicana. ¿Cómo explicar en un foro internacional que este mismo gobierno que conquistó estos aspectos positivos para su gente, es un gobierno que tiene desesperada a la población? Es de suponer que también tendría que contestar preguntas sobre el asunto de las pugnas internas con el Presidente del partido Miguel Vargas. Entonces cualquier cosa que diga para culpar a Vargas y limpiar su cuota de responsabilidad en estas habituales confrontaciones internas, serán tomadas por éste como una distorsión más, una afrenta más.

El P.R.D., o la porción que dirige Mejía, ha dicho que los números de las encuestadoras de alto prestigio internacional han sido manipulados. Esa entonces es otra razón para haber aceptado la invitación a la planta de tv que se puede mirar en el mundo entero. Así los dominicanos que votan en norte, centro y sur américa, así como en Europa y el caribe, tendrían más criterios para evaluar a cada uno de los dos candidatos mayoritarios. Pero no hay tal cosa como la comodidad de la ventaja, lo real y concreto es la contundencia de la exposición. En ese aspecto Danilo Medina ha dado cátedra de gran dominio de su Programa de gobierno y su diagnóstico de la realidad dominicana en todos los aspectos fundamentales para el bienestar de la nación, incluyendo los puntos de discrepancia estratégica con el compañero Presidente Leonel Fernández.

Las propuestas que ambos candidatos hacen no serán expuestas en debates mediáticos, pero están sobre la superficie, saltan a la vista y al sentido común.

titopereyra@gmail.com