Desfogan 200 metros cúbicos de la presa Tavera-Bao hacia el río Yaque del Norte

Por admin martes 22 de enero, 2008

Santiago, 22 de enero 2008.- El Comité del Manejo del Embalse de la presa Tavera-Bao, de la provincia de Santiago, como medida preventiva, autorizó el desague de 200 metros cúbicos por segundos hacia el río Yaque del Norte a fin de mantener un control eficaz sobre la entrada de agua, debido a las lluvias caídas en la región del Cibao.

El director provincial de la Defensa Civil en Santiago, Francisco Arias, dijo que el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), se reunió la noche de este martes y recibió detalles del Comité de Manejo del Embalse de la presa Tavera-Bao, quien informó sobre la cantidad de agua que estaba entrando a la presa Tavera-Bao.

Arias, informó que aunque los 200 metros cúbicos por segundos que entrarán al río Yaque del Norte desde la presa Tavera-Bao, no ofrece peligro a las familias que viven en las cercanías del afluente, sin embargo, dijo que todos los miembros de los organismos de socorro que conforman la Defensa Civil, Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos, Policía y Ejército Nacional, estarán monitoreando durante toda la noche.

El director provincial de la Defensa Civil, agrego que este trabajo lo realizarán los organismos de socorro en coordinación con los miembros de las Juntas de Vecinos de los barrios Bella Vista, El Hoyo, Baracoa, La Joya, Arroyo Hondo, Rafey, La Javilla, El Tamarindo y otros que en diciembre pasado fueron inundados por la salida repentina de 6 mil metros cúbicos por segundos, debido a la tormenta Olga.

Arias, pidió a los residentes de las barriadas que resultaron inundadas en diciembre pasado, que la salida de 200 metros cúbicos por segundos no ofrece peligro, por lo que deben mantener la calma.

El Centro de Operaciones de Emergencia, a través de su vocero, el coronel Juan Manuel Méndez, informa que mantiene el alerta verde para las provincias Santa Bárbara de Samaná, María Trinidad Sánchez, Monseñor Noel, La Vega, la Duarte, en especial el bajo Yuna, en el Nordeste del país.

De su lado, la Oficina Nacional de Meteorología, informó que debido a las lluvias ocurridas en las últimas horas, mantiene una recomendación a los residentes cercanos a ríos, arroyos y cañadas que residen en esas provincias del Cibao y el Nordeste a mantenerse en cautela

El funcionario de la Defensa Civil en Santiago, informó la noche de este martes, que la Dirección General de Meteorología, ha pronosticado aisladas precipitaciones hacia las regiones Norte y Noreste.

Se atribuye las lluvias a los sistemas montañosos, debido a núcleos nubosos que llegan a nuestro territorio por el viento del este que se mantiene incidiendo sobre el país.

De igual manera que el sistema frontal ubicado en la porción occidental de Cuba, se aproximará a nuestro territorio a partir del próximo viernes.

Eso conlleva, que se producirá un ligero descenso de temperaturas a nivel nacional, y oleajes importantes en la costa Atlántica, la Bahía de Samaná y el canal de la Mona.

En ese sentido, Arias dijo que como la provincia de La Vega está en alerta verde, se mantiene a la expectativa, ya que en el municipio de Jarabacoa se producen muchas lluvias, por lo que todo sun personal estará monitoreando el desogue de 200 metros cúbicos por segundos desde la presa Tavera-Bao hacia el río Yaque del Norte.

Se recuerda que el pasado 12 de diciembre, alrededor de 6 mil metros cúbicos por segundos fueron desfogados de la prena Tavera-Bao,hacia el río Yaque del Norte, provocando una cantidad de muertos no establecida, dsesapariciones de hombres, mujeres, niños, pérdidas millonarias por la destrucción de viviendas, vehículos, calles, avenidas y sepultando la producción agrícola en la Línea Noroeste.

En Santiago, decenas de viviendas fueron destruidas en los barrios Arroyo Hondo, El Hoyo, Bella Vista, Rafey, El Tamarindo, La Javilla.

De igual manera, los barrios Baracoa, Cambronal, La Joya, La Muñeca, Nibaje y otros, fueron inundados, donde los ocupantes perdieron todos sus ajuares a causa de el lodo y los escombros.

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago, ubicada en la avenida Circunsvalación fue anegada y muchos de sus equipos dañados.

El vigilante que custudiaba esa empresa acuífera falleció ahogado, al igual que algunos que vigilaban empresas que se dedicaban a rentar vehículos de motor.

Sobre la cantidad de muertos que dejó el desfogue de casi seis mil metros cúbicos por segundos desde la presa Tavera-Bao no se tiene precisión, porque las autoridades de Santiago no dieron la cifra con exactitud.