Destacan ventajas analgésico Dimorf LC en tratamiento del dolor post-operatorio

Por jueves 13 de octubre, 2005

El presidente de Laboratorio Cristalia afirmó que el medicamento Dimorf LC logra rápida recuperación de las funciones orgánicas del paciente, y destacó las cualidades de este analgésico, que se aplica por vía oral para tratamiento del dolor post-operatorio.

El doctor Domingo Santana intervino en la conferencia médica sobre el dolor oncológico, organizada por esa empresa en el Restaurant Sherezade, con la participación de galenos y especialistas de varios centros de salud de Santo Domingo.

La conferencia fue impartida por el experto en dolor oncológico del Hospital Darío Contreras, doctor Félix Antonio Báez.

El doctor Santana expresó que este analgésico tiene la ventaja de que su presentación es en pastillas y puede ser aplicado con gran facilidad, lo cual es una característica exclusiva de este producto.

De su lado, el doctor Báez dijo que 14 millones de personas en el mundo padecen de cáncer y que un 1.8 por ciento de las causas de muerte dependen de este enfermedad, por lo que estimó que existe un analgésico denominado Dimorf LC, el cual es un sulfato de morfina que se aplica de forma oral y que produce en el paciente analgesia, sedación y cambios en el estado de ánimo.

El doctor Báez indicó que en el caso de Europa las causas de muerte por cáncer en más elevada, alcanzado el 2.3 por ciento de la población, y que cada año se diagnostican 6 millones de nuevos casos de cáncer.

Sostuvo que mientras mayor sea la agresión quirúrgica y mayor el dolor post- operatorio, más indicada estará la morfina, debido a que produce analgesia de mayor calidad y, al mismo tiempo, menos efectos adversos.

Manifestó que el dolor representa la alarma de una función alterada, de un daño o de un mal funcionamiento del organismo, y que cuando éste ha agotado su función inicial y persiste, como ocurre en el dolor oncológico, resulta ya inútil, lesivo y constituye una fuente de sufrimiento.

Señaló que el dolor oncológico se puede eliminar eficazmente en la gran mayoría de los casos; y que la terapia del dolor oncológico es fácil de llevar a cabo, incluso por personal no especializado, sobre todo en las fases iniciales.

Añadió que la terapia del dolor oncológico no tiene por qué ser prescrita, realizada o gestionada siempre de forma exclusiva por especialistas de tratamiento del dolor y se puede abolir fácilmente el dolor oncológico, enseñando a manejar unos pocos protocolos.