Detalle de Margarita y agradecimiento de Danilo a Leonel, es señal liderazgo del PLD será armónico

Por Carlos Luis Baron miércoles 6 de junio, 2012

Hizo bien, la doctora Margarita Cedeño de Fernández, en salir directamente del Hotel V Centenario, el martes 5 de junio al medio día, donde recibió de manos del presidente de la Junta Central Electoral, doctor Roberto Rosario, el certificado que la acredita como Vicepresidenta electa por el pueblo dominicano para el periodo constitucional 2012-2016, con destino a San Cristóbal donde se encontraba su esposo, el presidente Leonel Fernández, inaugurando el hospital Juan Pablo Pina.

La Primera Dama, por lo regular, cuando participa en un evento importante, tiene el detalle de al final de la actividad, tomarse su tiempo para saludar a las personas que quieren darle una manifestación de afecto y cariño.

Sin embargo, en esta ocasión no fue así. El primer nivel del Hotel V Centenario estaba abarrotado de personalidades de la vida nacional, unos invitados y otros no, que asistieron para ser testigos presenciales del momento de regocijo y de trascendencia histórica en que Danilo Medina Sánchez y Margarita María Cedeño Lizardo, recibían sus certificados como Presidente y Vicepresidenta electos para el periodo 2012-2016.

El acto terminó, y muy pocas personas pudieron ver ¿por dónde Margarita salió? Una parte importante del público hizo una especie de fila para saludar a Danilo y a Margarita. Escuché a varias personas decir: “Quiero saludar a Margarita” ¿Donde está Margarita? Inclusive, varias personas me preguntaron que donde la Primera Dama estaba, puesto que querían saludarla.

El detalle de Margarita es una señal obvia de que agradece al gobernante por todo el apoyo y respaldo que le ha dado para que hoy ella haga historia convirtiéndose en la segunda mujer en llegar a la Vicepresidencia de la República.

Leonel y sus acompañantes al ver a la Primera Dama aparecerse al lugar, se sorprendieron, ya que esa visita no estaba contemplada por el protocolo.

Los noticiarios de televisión del 5 de junio en la tarde, al igual que la radio, reseñaron en grande el gesto y detalle de Margarita para con su marido. De ir hacia él para darle gracias por todo su apoyo, para también, para compartir junto al mandatario su alegría.

Las mayorías de los periódicos impresos de circulación nacional, colocaron el miércoles 06 de junio en primera plana, la fotografía que retrata los rostros felices de Leonel y Margarita con el pergamino en las manos.

Ese detalle manda un mensaje a la población del tipo de persona que es Margarita María Cedeño Lizardo. Ese detalle sirve también para interpretar ¿Por qué esta mujer ha llegado donde está? Ese mensaje debe servir también, para aquellos que desde ya están elucubrando y sembrando cizañas de que Leonel y Margarita se enfrentarán después del 16 de agosto por los espacios de poder.

Margarita es un producto del liderazgo eficaz de Leonel Fernández. Margarita hoy es la Vicepresidenta electa porque la obra de gobierno de Leonel ha sido positiva y buena.

La fortaleza de la democracia en una sociedad se determina tanto por la estabilidad de sus instituciones como por la riqueza de sus liderazgos. De ahí que, contribuir a la construcción de ese liderazgo con sentido humano que recibe el nombre de Margarita María Cedeño Lizardo, hoy admirada y valorada por la inmensa mayoría de la población, es uno de los grandes aportes que ha hecho el liderazgo de Leonel a la democracia y a la sociedad dominicana.

El rostro feliz que se observó en Leonel Fernández, el 27 de noviembre del 2011, cuando Margarita fue proclamada oficialmente como candidata vicepresidencial del PLD en un acto realizado en Santiago, fue el mismo rostro feliz que se observó el 5 de junio del 2012, cuando Margarita lo sorprendió en San Cristóbal para enseñarle el Certificado de su elección.

Quienes quisieran ver a Leonel actuando y comportándose como un político más del montón, carcomido por la intriga, la miseria humana y las pequeñeces, no lograrán su propósito. Leonel está consciente del peso que tiene su liderazgo en la sociedad. La historia lo ha colocado en la fase de la reproducción política, y él ha sabido sentarse en el pedestal.

Los liderazgos cuando se encuentran en una fase como en la que está el doctor Leonel Fernández Reyna, con sus actuaciones y comportamientos, van haciendo la historia. El peso que tiene su liderazgo es tan grande que la población estará atenta a sus movimientos y comportamientos. Sus mejores discípulos, sus mejores amigos, sus mejores colaboradores, y la doctora Margarita Cedeño es una de ellos, son aquellos que han contribuido a su liderazgo eficaz, y que contribuirán de aquí en adelante, a su trascendencia histórica, a su grandeza.

Muchos son los dirigentes que le gustan atizar a los líderes para que se envuelvan en conflictos y luchas de intereses para ellos como colaboradores salir beneficiados. Quienes a lo interno y externo del PLD están apostando a que Leonel, Danilo y Margarita se enfrentarán por los espacios de poder, después del 16 de agosto, tengo para decirle que se “quedarán con las moñas hechas”.

Cuando Danilo, al final de su alocución en el acto protocolar organizado por la Junta Central Electoral, donde recibió el pergamino como Presidente electo, agradeció a Leonel Fernández por los aportes a su triunfo y lo presentó como el gran Estadista que ha transformado positivamente a la República Dominicana, el derroche emocional invadió al público presente, y de sus manos brotó el ma’s prologando y vibrante de los aplausos.

Quienes piensan que pondrán a Leonel, Danilo y Margarita a enfrentarse para ellos coordinar tendencias y como dirigentes tener vigencias políticas, que vayan pensando en otro tipo de oficio y en otra forma de hacer política que no sea la de sembrar intrigas y división, ya que no lograrán su cometido. Estos líderes están en el lugar donde se encuentran, en parte, precisamente, porque no son pendejos.