Detienen celebraciones en Méjico

Por Carlos Luis Baron jueves 5 de julio, 2012

En las elecciones mejicanas del pasado domingo, pudiéramos estar ante una propuesta política que salió ganando, independientemente del resultado que obtenga en sus reclamos de revisión y reconteo de votos.

Aunque no hay que hacerse ilusiones, pues no conozco ningún caso en que un proceso de impugnación haya revertido los resultados iniciales, el hecho de que el Instituto Federal Electoral , IFE, admita haber encontrado inconsistencias en el , con meritos suficientes para autorizar el reconteo de más de la mitad de los votos y que así lo ordenara, es la evidencia de que Andrés Manuel López Obrador, AMLO, acaba de salir victorioso moralmente del proceso, independientemente del desenlace final del mismo.

Las contundencia de las irregularidades y de las acciones “mafiosas de la derecha mejicana para imponerse en las elecciones han venido a ser tan contundentes que el IFE, ha tenido que aceptar complacer los reclamos presentados por una izquierda que aprendió del proceso del 2006, que la vía legal resulta la acción más radical cuando se tiene la razón, pese a que todos los medios de comunicación de ese gigante país reman de manera parcial a favor de la derecha.

El Partido de la Revolución Democrática, el Partido de los Trabajadores y la Convergencia, encabezados por el liderazgo de AMLO, están dando una muestra de civismo y de entereza en defensa de los derechos democráticos tanto a Méjico como al mundo. La decisión del IFE, confiesa que sus alegatos, no son producto del tradicional pataleo del perdedor para justificarse ante sus fieles, sino que tienen causa y razón en las evidencias de prácticas mañosas que cambian las voluntades expresadas por las mayorías en las urnas.

La decisión del Instituto Federal Electoral, aplaza las celebraciones de Peña Nieto y el PRI, al tiempo que hecha un balde de agua fría a las altas temperaturas de quienes se adelantaron, desde la distancia, a felicitar a un “virtual ganador” que no lo es tal.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.