Día nefasto para el tenis sudamericano, y Sequera y Dulko heroínas

Por lunes 15 de enero, 2007

Melbourne (Australia), 15 ene (EFE).- La primera jornada del Abierto de Australia resultó nefasta para el tenis latinoamericano con siete derrotas y dos únicas victorias, las de la venezolana Milagros Sequera y la argentina Gisela Dulko, que salieron de Melbourne Park como verdaderas heroínas ante el fiasco de sus colegas.

El tenis argentino fue el que más sufrió en este inicio del Grand Slam con seis derrotas, cuatro en el cuadro masculino y dos en el femenino. Dos de las raquetas argentinas que partían como favoritas, José Acasuso (27) y Agustín Calleri (30), no supieron hacerse con las riendas de sus respectivos encuentros y al final cayeron ante dos jugadores estadounidenses Sam Queerey (6-7, 6-4, 6-1 y 6-3) y Zack Fleishman (7-5, 4-6, 6-3 y 6-4), respectivamente.

Para Calleri, con molestias en la espalda, el día fue especialmente amargo si se tiene en cuenta que la semana pasada alcanzó las semifinales en Auckland. "Llevo un mes sin entrenarme físicamente, sin pretemporada y sin descanso por la fascitis plantar que tuve en la final de la Copa Davis, y ahora la espalda", se lamentó.

Juan Mónaco tampoco pudo detener este disloque al fallar ante el francés Nicolas Mahut por 6-0, 6-7, 6-3 y 6-4, pero aún le fue peor al Martín Vasallo Argüello, al ser despedido por el tailandés Danai Udomchoke, por 6-3, 6-3 y 6-2.

Tampoco el chileno Nicolás Massu tuvo su día y el de Viña del Mar apenas quiso dar demasiadas explicaciones sobre su derrota ante la sensación serbia Novak Djokovic que solo concedió dos juegos ante el doble campeón olímpico en Atenas (6-1, 6-1 y 6-0).

"He tenido un mal día", dijo Massu, "y las cosas han ido empeorando a medida que avanzaba el partido. Ahora no puedo sacar muchas conclusiones al respecto y es mejor dejarlo así", comentó.

A la espera de que mañana martes debute entre otros el argentino David Nalbandian, semifinalista el pasado año, y sus compatriotas Juan Martín del Potro, y Juan Ignacio Chela, además del chileno Fernando González, el ecuatoriano Nicolás Lapentti y el peruano Luis Horna, la nómina de jugadores latinoamericanos sufrió un gran varapalo.

En el torneo femenino, Clarisa Fernández se vio desbordada por la checa Zuzana Ondroskova por 6-4 y 6-2, y Jorgelina Cravero por la alemana Martina Muller por 6-0 y 6-3.

De este abismo surgió la victoria de la argentina Gisela Dulko sobre la china Tiantian Sun por 6-2 y 6-2, para medirse ahora en segunda ronda contra la ganadora del duelo entre la tailandesa Tamarine Tanasugarn y la rusa Nadia Petrova (5).

Para la venezolana Milagros Sequera también supuso un día feliz. En el 2004 cayó en primera ronda, pero esta vez se impuso a la eslovaca Jarmila Gajdosova por 6-3 y 6-4. Su rival siguiente es la checa Nicole Vaidisova (10), semifinalista en Roland Garros el pasado año, que se impuso a la estadounidense Jill Craybas. EFE