Diez países firmarán pacto energético, según borrador

Por martes 13 de diciembre, 2005

Cancún (México), 13 dic (EFE).- Los mandatarios de Centroamérica, República Dominicana, Colombia y México afianzarán hoy en la ciudad mexicana de Cancún la integración energética regional con un plan que incluye la construcción de una refinería. Según el borrador de la declaración de Cancún, al que tuvo acceso EFE, los Jefes de Estado y de Gobierno de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana se comprometerán a apoyar el plan que busca "asegurar el abasto energético a precios competitivos".

El texto de diez puntos, según fuentes cercanas a la reunión, ya fue acordado por las diez delegaciones y será entregado hoy a los mandatarios para su revisión y firma.

Algunos de los puntos fueron adelantados anoche en una rueda de prensa por el canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez.

A la cita de Cancún, en el Caribe mexicano, asistirán los presidentes de Costa Rica, Abel Pacheco; El Salvador, Antonio Elías Saca; Guatemala, Oscar Berger; Honduras, Ricardo Maduro; México, Vicente Fox; Panamá, Martin Torrijos; y República Dominicana, Leonel Fernández, además de representantes de Nicaragua, Colombia y Belice.

Los llamada "Declaración de Cancún" cuenta con diez puntos y considera la construcción de una refinería, un gasoducto, una termoeléctrica y una planta de gas, proyectos todos sujetos a estudios técnicos, financieros y legales sobre su viabilidad.

Según el canciller Derbez, el plan necesitaría una inversión de entre 7.000 y 9.000 millones de dólares, entre 2.000 y 3.000 millones más de lo que originalmente había dicho.

El acuerdo fija como primer plazo los primeros 20 días de enero para la contratación de una empresa consultora para que realice los estudios de viabilidad para la construcción de una refinería y recomiende "su óptima localización geográfica".

El documento también establece la celebración de "una nueva Cumbre, en mayo de 2006, para analizar los estudios de factibilidad y tomar las decisiones pertinentes a fin de acordar los compromisos de cada gobierno con relación a la refinería y a su comercializadora".

Asimismo señala que debe iniciar en 2006 la construcción de la línea de interconexión eléctrica México-Guatemala.

Otro de los puntos señala la creación de un Grupo de Trabajo para que realice estudios técnicos sobre cada uno de los proyectos de la Agenda de la Iniciativa Energética Mesoamericana y otro que estudie la propuesta desde el marco legal y ambiental.

Los diez países solicitarán el apoyo técnico y financiero de instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), entre otros organismos.

También se comprometen, de acuerdo siempre al borrador del texto, a definir en los primeros seis meses de 2006 proyectos que utilicen energías renovables, incluyendo biocombustibles, y a iniciar en enero próximo la elaboración de un programa regional de cooperación técnica para lograr la eficiencia energética.

El proyecto "estrella" del plan de integración energética regional es la construcción de la refinería, que tendría un costo de 4.000 millones de dólares, según una alta fuente oficial panameña.

Ese monto, casi mil millones por arriba de lo originalmente planteado, habría hecho cambiar la posición de los gobiernos centroamericanos sobre su participación, según el viceministro de Comercio de Panamá, Manuel José Paredes.

De acuerdo al funcionario panameño los gobiernos centroamericanos, afectados por serios problemas sociales, no podrían invertir en la construcción de la refinería, por lo que convocarían a la iniciativa privada para que realizara la obra.

Pero esta decisión la deben tomar los gobiernos una vez que tengan los estudios de viabilidad, lo cual ocurriría, en mayo de 2006, según el programa