Dios está con nosotros. 2013 será un año fructífero y lleno de bendiciones

Por Carlos Luis Baron lunes 31 de diciembre, 2012

Antes de hacer ciertas conclusiones, deseo despedir el año deseándole al pueblo dominicano, a los ejecutivos de éste prestigioso medio, así como a todo su personal, muchos parabienes en éste nuevo año 2013.

Contrario a los que vaticinan que éste año 2013 estará lleno de sombras; que los indicadores económicos son de que se acentuará la pobreza, y el desempleo y que el país seguirá apagado con los delincuentes acabando, yo pienso que lo que tenemos que hacer a partir de ahora es poner la fe en Dios y dedicarnos al trabajo productivo, parar de beber tanto romo, dejar que a las bancas de lotería se las lleve quien las trajo y mirar hacia delante, que todos tenemos serias responsabilidades en la crisis. Lo que se impone es el ahorro y la austeridad.

Nada se solucionará si no olvidamos la vagancia. Que la tripleta, los caballos, la banca de apuesta, las loterías, las lotos, la playa, el casino. Dios ordenó al hombre que se ganara el pan de cada día con el sudor de su frente. Trabajando, es así como debemos de buscar el dinero, no jugando.

El actual presidente de la República, licenciado Dánilo Medina quiere hacer muchas cosas para erradicar definitivamente la pobreza, pero como creen ustedes que en los próximos cuatro años va a lograr éste difícil objetivo si nosotros no lo ayudamos.

Durante el nuevo año, y por éste medio, Invito a todo el público y a los lectores de ésta columna a leer y revisar detenidamente todas las informaciones del Periódico Nuevo Diario en sus dos versiones, sobre todo en su línea editorial, ya que su director es un periodista veterano, objetivo y plural.

Gracias a la experiencia acumulada el Nuevo Diario está ocupando hoy un espacio importante en nuestra sociedad, y sinceramente, me encuentro orgulloso de haber cumplido 18 años como uno de sus principales colaboradores. Feliz 2013.