“Dios y mi madre han guiado el éxito en las Grandes Ligas” afirma Sammy Sosa

Por jueves 13 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El estelar jonronero dominicano de los Orioles de Baltimore Sammy Sosa afirmó que Dios y su madre, han sido la principal inspiración para sostener el éxito de su carrera en el béisbol de las Grandes Ligas de los Estados Unidos, al tiempo que aseguró no avergonzarse de sus orígenes.

Sosa, quien narró algunos capítulos de su infancia y cómo llegó a la cúspide de la fama mundial, acumulando en una temporada 66 cuadrangulares, que lo pusieron en camino al Salón de la Fama de Coperstown, fue entrevistado en el programa de la cadena Univision “Don Francisco Presenta”, por el presentador chileno Mario Kreutzberger a la intérprete mexicana Gloria Trevi, con la que el pelotero mantiene una amistad.

“El factor principal para mi triunfo ha sido el creer en Dios”, precisó el toletero, agregando que a ello agrega a su madre, la que quiere muchísimo y no tiene otro pedestal donde tenerla.

Sosa recordó que la primera vez que cobró 3,500 dólares, dispuso 3,300 para su mamá, quedándose con los 300 restantes, con los que se compró una bicicleta.

Ahora, el jugador conduce un carro Phantom, el vehículo más caro en los Estados Unidos. Además viaja con frecuencia a diferentes países del mundo en su yate, cuando no está jugando en los estadios de Grandes Ligas.

A pesar de su éxito, fama y fortuna, Sosa dijo que no tiene ninguna vergüenza de sus orígenes pobres y no tiene porqué esconder de dónde viene.

“Normalmente los hombres grandes siempre tenemos nuestro pasado y nuestro presente, pero lo más importante es que siempre enfoco de dónde vengo, especialmente en mi madre”, añadió Sammy.

Recordó que era limpiabotas, lavador de carros y hacía otros oficios de pobres.

“Pero siempre he tenido un familión, porque mi mamá y mi papá, me inculcaron la responsabilidad y eso es lo que me ha hecho echar hacia delante”.

Sosa, quien es casado con una ex modelo del programa de televisión Sábado de Corporán del canal Colorvisión, tiene cuatro hijos y se declaró marido fiel, esposo responsable y padre abnegado.

Trevi, intervino en la entrevista para relatar el momento en que Sammy Sosa, recibió a su madre y su hijo en Miami, cuando no tenían dónde estar.

Emotiva, la vedette y cantante azteca sostuvo que nunca olvidará la solidaridad mostrada por el jugador a la familia, con el cariño de un hermano y tratando a su bebé, como si hubiera sido hijo de Sosa.

Trevi, pidió públicamente bendiciones de Dios para el jonronero. El atleta narró también su primer año en Grandes Ligas, cuando conectó un solo cuadrangular, siendo cambiado a los Medias Blancas de Chicago.

“Quería conseguir un cuarto lugar como out fielder, porque en aquellos momentos, las cosas estaban un poquito difícil, pero la perseverancia ayuda a traspasar barreras”, sostuvo.

En su segundo año, Sammy logró ocho jonrones y pensó abandonar el deporte de la pelota y el guante, pero se aferró a su fe y siguió los consejos de sus padres, alcanzando su sueño.

“Lo más importante es ser uno mismo, perseverar y triunfar, porque se tiene talento y Dios le de la oportunidad a uno, vivimos en un mundo en el que se dicen muchas cosas negativas, pero hay que seguir adelante”, concluyó el jardinero izquierdo de Baltimore.