Dirigente comercial pide al gobierno reducir gastos

Por jueves 29 de diciembre, 2005

Santiago.- Fuertes críticas formularon los empresarios de la región norte contra el Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana y la gestión del presidente Leonel Fernández por su determinación de elevar el Presupuesto Nacional de Ley Gastos Públicos para el año 2006.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Industriales de Santiago (Acis), Rubén Reynoso, quien dijo que el gobierno del PLD y el propio presidente Leonel Fernández han tomado una decisión errónea.

Dice que antes de elevarse el monto del Presupuesto Nacional de Ley y Gastos Públicos, lo que debieron fue reducirlo.

Sin embargo, dijo esperar que en el año 2006, el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana y la administración del presidente Leonel Fernández hagan efectivo el plan de austeridad que anunció.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Industriales de Santiago (Acis), Rubén Reynoso, afirmó que el sector privado se ha sometido a un plan de austeridad por los problemas económicos y la aplicación de nuevos impuestos y si ellos piensan en el país deben hacerlo también.

Reynoso entiende que ante la reforma económica que regirá a partir del año 2006, los empresarios han establecido su plan de ahorro para poder enfrentar los retos y desafíos porvenir.

Expresó que los empresarios y el país no se ha visto en mayores dificultades debido a que el Gobierno ha podido controlar un poco la prima del dólar.

El dirigente empresarial indica que en el año 2005, los dominicanos han tenido un respiro, al igual que los empresarios e industriales han podido sobrevivir.

Espera que se venzan las dificultades en el año 2006 y que en el 2005 crearon graves problemas, con el despido de miles de operarios de zonas francas, cierre de muchas empresas pequeñas, grandes y medianas.

Sugirió al gobierno del PLD y a los congresistas ponerse de acuerdo en torno al proyecto de Presupuesto.

E indica que los presupuestos de las naciones son verdaderos instrumentos de desarrollo, siempre y cuando estén ajustados a la realidad del país.

Insistió en que el proyecto de Presupuesto Nacional de Ley y Gastos Públicos deben definirlos el Gobierno y el Congreso Nacional, afirmando que este año 2006 debe disponerse la reducción del gasto corriente para bajar la carga que pesa sobre los hombres de los sectores menos pudientes y pudiente de la nación.