Dominicano asesina compatriota e hiere varios en disputa por barbería

Por lunes 10 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Dos barberos dominicanos se enfrentaron por el control de un negocio situado en la avenida San Nicolás en el Alto Manhattan y la disputa degeneró en el asesinato a tiros de uno de ellos, mientras varios clientes que se encontraban en el interior, resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, informó la policía.

El homicida, quien arrestado horas después en posesión del arma que utilizó fue identificado como Eddy Espinal. La víctima es Julio Ernesto Filpo de 25 años de edad.

Versiones recogidas por EL NUEVO DIARIO entre conocidos de los compatriotas enfrentados, sostienen que Espinal, era socio de Filpo y ambos habían acordado pagar la mitad de todos los gastos del salón, uno de los más frecuentados del área de la calle 189, pero que el matador nunca cumplió su promesa, ni las responsabilidad que había asumido.

“Eddy Espinal había ido varias veces donde Filpo reclamándole la mitad de las ganancias, pero el muerto le decía que no había cumplido por lo que no podía darle lo que pedía”, dijo un testigo que frecuentaba la barbería.

Añadió que ayer domingo, fue de las veces en las que Espinal volvió a la peluquería a reclamar el pago. “Ellos se enfrentaron en una agria discusión, se dijeron algunas cosas y fue cuando Eddy se fue, amenazando con volver armado; lo hizo y desde que entró fue disparando a mansalva a todo el mundo”, agregó.

Los heridos fueron llevados en ambulancias a los hospitales Presbiteriano y Harlem de las calles 168 y 135 respectivamente en Manhattan. Franklyn Rodney de 30 años de edad y padre de cuatro niños, se encuentra en estado crítico, después de haber recibido varios balazos.

Los otros heridos son Bienvenido Cabrera de 40 años y Celvin Chico, quienes estaban en la barbería para que fueran “recortados” por los empleados del negocio.

El tiroteo se produjo a las 3:15 de la tarde, ensangrentando un domingo otoñal y lluvioso en el Alto Manhattan, el barrio norteamericano con mayor población dominicana. Cabrera es propietario de una tienda de ropas en las cercanías de la barbería y fue herido en ambas piernas.

“No me dejen morir”, le clamaba Rodney a su amigo Francisco Amarante (Chiqui), quien lo acompañó al hospital. Cabrera recibió los tiros, mientras sostenía a un niño al que estaban recortando.

Alex Terrero, quien también tiene una tienda contigua a la barbería dijo que probablemente no pueda dormir durante varias semanas, por el shock que le produjo el tiroteo.

Anoche, Cabrera se encontraba estable en el hospital Harlem.

La policía sostuvo que Espinal regresó al área donde cometió el crimen y trató de pasar desapercibido en una esquina, pero apresado allí mismo portando el arma.

Está acusado de un cargo de homicidio voluntario, posesión de un arma criminal y tres cargos más de intento de homicidio. De morir algunos de los heridos, se le sumarán otras acusaciones por asesinato, por lo que podría enfrentar entre 25 años a cadena perpetua en la cárcel.