Dos muertos, 36 heridos y 600 damnificados por seísmo en Perú

Por lunes 26 de septiembre, 2005

Lima, (EFE).- Al menos dos personas murieron, 36 resultaron heridas y otras 600 damnificadas como consecuencia del fuerte terremoto que el domingo sacudió el norte y el oriente Perú, donde además dejó 260 viviendas destruidas.

Según el Instituto Geofísico de Perú, el epicentro del seísmo, de siete grados en la escala abierta de Richter, fue localizado a 90 kilómetros al noreste de Moyobamba, capital del departamento de San Martín, y a 115 kilómetros de profundidad, en plena selva amazónica.

El fuerte movimiento telúrico estremeció a todo el norte y oriente de Perú y sus efectos se sintieron en Lima, así como en algunas zonas de Colombia, Ecuador y Brasil, aunque las áreas en las que tuvo mayor impacto fueron Moyabamba y Lamas, a unos 900 kilómetros al noreste de la capital peruana.

Otras regiones afectadas fueron Chiclayo, Iquitos, Piura y Trujillo, todas ellas sedes, junto a Lima, del Campeonato Mundial de Fútbol Sub-17.

También se sintió con fuerza en los departamentos amazónicos de Loreto y Amazonas, colindantes con San Martín, así como en Yurimaguas y Chachapoyas.

Según fuentes de Defensa Civil, la zona más afectada ha sido el distrito y la provincia de Lamas, donde se produjeron los mayores derrumbes de casas, 100 en total, y unas 94 quedaron inhabitables.

Además, el 70 por ciento de las viviendas han resultado dañadas, mientras que el fluido eléctrico se interrumpió y fue activado con restricciones en las primeras horas del lunes.

En Moyobamba se derrumbó una pared de la cárcel local, con 475 reclusos en su interior, y la policía reforzó su vigilancia para evitar fugas, según el alcalde de la localidad, Víctor del Castillo.

El edil también señaló que se habían suspendido temporalmente las clases.

Defensa Civil informó de que la carretera Fernando Belaúnde, que recorre la selva peruana, está interrumpida a la altura del poblado de Jera por el deslizamiento de un cerro, zona en la que aún no se ha restablecido el servicio eléctrico.

Añadió que se ha desplazado personal especializado a la zona de desastre y que a las áreas cercanas a San Martín están llegando carpas, alimentos y material de auxilio.

El presidente de Perú, Alejandro Toledo, se reunió hoy con los ministros de Defensa, Marciano Rengifo; de Interior, Rómulo Pizarro, y de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Rudecindo Vega, para evaluar la magnitud de los daños causados por el seísmo.

Un comunicado oficial de la Presidencia informó de que Toledo suspendió su agenda prevista para analizar con su equipo las consecuencias del terremoto y que, además, dispuso el envío de un avión con ayuda a la zona del siniestro.

La ayuda coordinada con Defensa Civil y el presidente de la región afectada, Julio Cárdenas, está constituida por siete toneladas de medicinas y equipos médicos, alimentos, carpas y mantas.

Toledo podría viajar hoy mismo a la región afectada acompañado por un grupo de ministros, según fuentes oficiales.

Las víctimas mortales que causó el seísmo son el ingeniero limeño Nicolás Agüero, que trabajaba en Lamas, y una mujer del poblado andino de Uchumarca, en el departamento de La Libertad, colindante con San Martín.

Ambos, según Defensa Civil, perdieron la vida como consecuencia del derrumbamiento de sus viviendas.

En el poblado de Aguas Claras, las aguas del río local que sirve a la agricultura y abastece a los pobladores han desaparecido tras el terremoto.

Un especialista del Instituto Geofísico del Perú indicó que de acuerdo con las características del terreno donde se produjo el seísmo, es muy improbable que se registren réplicas de intensidad mayor.

El peor terremoto sufrido recientemente por Perú ocurrió en junio de 2001, tuvo una intensidad de 8,1 grados en la escala de Richter, causó la muerte a 77 personas y dejó 900 heridos y 220.000 desplazados en el sur del país. EFE