EEUU aporta “indicios de que Irán intenta fabricar bomba atómica”

Por domingo 13 de noviembre, 2005

Nueva York, 13 nov (EFE).- Los servicios secretos de Estados Unidos cuentan con "pruebas" de que Irán está esforzándose por fabricar armas nucleares y han mostrado la evidencia a sus homólogos de otros países occidentales y a la ONU, informó hoy el rotativo The New York Times en su edición dominical. Las pruebas, procedentes de un "ordenador portátil robado", fueron presentadas en julio pasado en Viena, a puerta cerrada.

Las mismas fueron presentadas ante el director del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei y otras personas, según los "participantes europeos y estadounidenses en la reunión", a los que cita el periódico sin identificarlos.

El ordenador contiene relatos de experimentos y también simulacros informáticos relacionados con la fabricación de armas nucleares.

Los "altos cargos de los servicios de inteligencia" de EEUU que hicieron la presentación reconocieron que no queda demostrado que Irán cuente ya con el arma atómica.

Sin embargo, insistieron en que el contenido del ordenador supone "una muestra importante de que el régimen de Teherán pretende desarrollar una ojiva compacta apta para colocar en un misil 'Shahab', que es capaz de alcanzar Israel y otros países de Oriente Medio", según las fuentes del New York Times.

Irán ha desmentido siempre que pretenda fabricar armas atómicas y el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Ali Lariyani, quien es el principal negociador de su país para cuestiones nucleares, dijo al Times: "estamos seguros de que tales documentos (como los del 'ordenador robado') no existen en Irán".

Un "diplomático europeo de alto nivel" comentó al rotativo que sería posible falsificar los datos presentados por los estadounidenses, que "parecen estupendos pero se podría dudar de ellos".

Sin embargo, el New York Times indicaba que no sólo Gran Bretaña sino también Francia y Alemania, que no suelen alinearse con EEUU en cuestiones de la zona, están preocupadas ante la evidencia recogida por los servicios secretos estadounidenses.

El embajador estadounidense ante el OIEA, Gregory Schulte, para hacer frente a las dudas de sus colegas sobre la autenticidad de los materiales del ordenador iraní, les ha instado a consultar con los franceses al respecto, según un "alto cargo del Departamento de Estado".

Aunque el gobierno de Estados Unidos nunca ha reconocido públicamente contar con estos indicios de las ambiciones atómicas de Irán, sí ha compartido la información con varios países, a puerta cerrada.

El secretario de Estado adjunto para la Seguridad Internacional, Robert Joseph, quien presidió la presentación en julio ante El Baradei, después mostró el material también a Argentina, Ghana, Sri Lanka, Túnez, Nigeria y otros países miembros del OIEA, en un intento de ganarse su respaldo para las medidas contra Irán en una sesión del consejo del organismo en septiembre pasado.

Un "funcionario europeo especializado en cuestiones de armamento" comentó al New York Times que el ordenador demuestra que los iraníes "han tratado problemas que no afrontas si no vas en serio. Este material es muy grave".

Sobre el origen del ordenador, los estadounidenses se han limitado a decir que lo obtuvieron a mediados de 2004 de un "contacto de hace mucho tiempo", quien a su vez lo recibió de una segunda persona, que se cree ahora está muerta.

Se hacen conjeturas sobre que el ordenador pertenecía a alguien que trabajaba en el programa nuclear iraní o que robaba información del mismo.

Un experto afirmó que el material es tan extenso que tiene que ser el trabajo de todo un equipo de ingenieros.