EEUU deporta a Ecuador sacerdote acusado de desfalco

Por viernes 2 de diciembre, 2005

Miami (EEUU), (EFE).- Estados Unidos deportó ayer al sacerdote ecuatoriano Carlos Flores Andrade, acusado por las autoridades de su país de desfalcar diez millones de dólares cuando ejerció el cargo de gerente general de Aduanas de Quito.

La Oficina de Inmigración y Aduanas de Miami (ICE) informó de que envió a Flores ayer a Ecuador, país adonde se espera llegue esta noche y será entregado a agentes ecuatorianos.

Agentes del ICE arrestaron sin incidentes al religioso en noviembre de 2003, después de que la Interpol emitiera una orden de detención tras obtener información de que se hallaba en EEUU.

Las autoridades estadounidenses acusaron al ecuatoriano de entrar al país sin la debida documentación y un juez dictaminó su deportación por violar las leyes de inmigración del país.

Flores, de 56 años, recurrió la decisión ante la Junta de Apelaciones que desestimó su petición en noviembre pasado.

"Aquellos que huyen de la justicia para esconderse en EEUU deben saber que serán encontrados. Nuestro país no será utilizado como refugio para criminales", dijo Riah Ramlogan del ICE en Miami (Florida).