EEUU dice está listo para aplicar TLC el 1 de enero

Por lunes 19 de diciembre, 2005

Washington, (EFE).- Estados Unidos dijo que está listo para aplicar el tratado de libre comercio (TLC) suscrito con América Central y la República Dominicana el 1 de enero, pero sólo con los países que hayan adaptado sus leyes a las normas del acuerdo. En un comunicado, Christin Baker, portavoz de la Oficina de Comercio Exterior de EEUU, afirmó que el TLC entrará en vigor en esa fecha si al menos uno de los países que lo han ratificado tienen lista su legislación.

Pero Washington permitirá la aplicación del TLC con las naciones que se queden fuera el 1 de enero "tan pronto como estén preparados", clarificó.

Será Estados Unidos quien determinará qué países "han dado pasos suficientes para cumplir sus compromisos" adquiridos con el acuerdo.

Antes de fin de año, Washington realizará el anuncio de "si cualquiera" de los países que lo han ratificado están listos para su entrada en vigor el 1 de enero, informó Baker.

Además de EEUU, han aprobado el acuerdo las legislaturas de El Salvador, Honduras, la República Dominicana, Nicaragua y Guatemala. Costa Rica aún no lo ha hecho.

Los países para los que el TLC no entre en vigor el 1 de enero seguirán beneficiándose de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, que permite la entrada libre de aranceles a EEUU de la mayoría de las exportaciones de la región.

Además, una vez que se aplique el acuerdo, conocido por sus siglas en inglés CAFTA-DR, estas naciones podrán pedir el reembolso de los impuestos aduaneros pagados por las exportaciones de ropa y textiles de forma retroactiva.

Los países en los que el pacto entre en vigor antes del 1 de abril también mantendrán las cuotas de exportaciones agrícolas a EEUU para todo 2006. El procedimiento tras esa fecha está por determinarse, según el comunicado.

"Mantener los beneficios durante un breve período de transición es una forma no perjudicial de llevar a los países a la línea de llegada y mantener al mismo tiempo la promesa del gobierno (de EEUU) al Congreso de garantizar la aplicación completa de todos los compromisos", explicó Baker.

Además de la supresión gradual de los aranceles a todos los productos -con un par de excepciones-, el TLC establece reglas comunes de protección a los inversionistas y a la libertad intelectual.

Asimismo, incluye capítulos de derechos laborales y de medioambiente.

Los países que lo han ratificado deberán trasladar esas normas a su legislación nacional, de forma que el tratado entre en vigor en su territorio.

La Cámara de Representantes de EEUU ratificó el acuerdo en julio, por dos votos de margen, por lo que ha quedado poco tiempo a los otros cuatro países que lo han aprobado para adaptar su legislación.

Baker apuntó que los signatarios sabían que la fecha del 1 de enero para su entrada en vigor "era un objetivo ambicioso y que no todos los países podrían haber completado el proceso de puesta en marcha para esa fecha". EFE