EEUU dice que es hora de “cambio” en Cuba y fin “dictadura cruel”

Por martes 20 de diciembre, 2005

Washington, 20 dic (EFE).- La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, dijo que "ha llegado la hora" de un cambio en Cuba tras 46 años de "dictadura cruel" de Fidel Castro y anunció que Washington tomará medidas para acercar el fin de la "opresión". Rice hizo estas declaraciones en un comunicado en el que da cuenta de la reunión de la Comisión de Ayuda a una Cuba Libre, celebrada el lunes.

La Comisión, que se convocó por última vez en mayo de 2004, ha reanudado sus trabajos para estudiar "medidas adicionales para ayudar a los cubanos a acercar el día en que estarán libres de la opresión".

Esas recomendaciones serán detalladas en un informe que la Comisión, que está compuesta por funcionarios de alto nivel del Gobierno de EEUU y presidida por Rice, presentará al presidente de EEUU, George W. Bush, en mayo.

Además, elaborará también para esa fecha "un plan conciso pero flexible que ayudará al pueblo cubano a acelerar el proceso de elecciones democráticas libres y justas", según la declaración de la secretaria de Estado.

Este plan "no será una imposición sino una promesa de que pondremos del lado del pueblo cubano nuestros recursos y experiencia, y animaremos a nuestros aliados democráticos a prepararse para apoyar a Cuba cuando surja la oportunidad inevitable de un cambio genuino", clarificó.

La mera reunión de la Comisión, dijo Rice, quiere enviar un mensaje "al pueblo cubano, la dictadura actual y a nuestros amigos y aliados democráticos: tras 46 años de cruel dictadura, ha llegado la hora de un cambio en Cuba".

La Comisión fue creada en 2003 por Bush con el objetivo de "acelerar y facilitar la transición democrática en Cuba".

A ella pertenecen los secretarios de Vivienda, Comercio, Seguridad Nacional y del Tesoro, así como el asesor del presidente para Asuntos de Seguridad Nacional y el administrador de la Agencia de EEUU para Desarrollo Internacional (USAID, en inglés):

El grupo presentó su primer informe al presidente en mayo de 2004.

Según el comunicado, la aplicación de las recomendaciones contenidas en ese estudio ha fortalecido la sociedad civil cubana, ha cortado "millones de dólares en ingresos a la dictadura", está resquebrajando el bloqueo informativo del régimen y ha atraído la atención al "deplorable" tratamiento de los cubanos "a manos de la dictadura". EFE