EEUU dice reputación Costa Rica se verá afectada si rechaza TLC

Por viernes 23 de diciembre, 2005

San José, 23 dic (EFE).- El embajador de EEUU en Costa Rica, Mark Langdale, aseguró que la reputación de este país se verá afectada si rechaza el Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana.

En una entrevista que publica hoy el diario costarricense "La Nación", Langdale, quien asumió su cargo hace seis semanas, señaló que "el riesgo que corre Costa Rica al tomar tanto tiempo (para ratificar el TLC) es que (…) la reputación es difícil de crear y fácil de perder".

"Costa Rica tiene una reputación maravillosa (…) pero se puede ir muy rápidamente si rechaza el TLC o no avanza con los demás países en forma oportuna", aseguró el diplomático estadounidense.

El tratado, conocido como CAFTA-DR por su sigla en inglés, fue enviado al Congreso por el presidente costarricense Abel Pacheco el 21 de octubre, varios meses después que el resto de los países.

El Congreso de Costa Rica es el único que no ha ratificado el tratado, mientras Estados Unidos está listo para aplicarlo a partir del 1 de enero, pero sólo con los países que hayan adaptado sus leyes a las normas del acuerdo.

"Costa Rica tiene derecho a llevar a cabo su proceso democrático y debatir (…) pero siempre en relación con lo que ocurre a su alrededor", dijo Langdale.

"Conforme pase el tiempo y Costa Rica se margine más del resto del grupo, crea más problemas", agregó.

El embajador consideró "realmente importante que la Asamblea (Legislativa) vote el TLC y las leyes paralelas entre febrero y mayo. Es un período muy crítico", afirmó.

No obstante, el debate parlamentario del tratado comercial se dificultará debido a que Costa Rica celebrará elecciones presidenciales en febrero de 2006.

"Si Costa Rica se une al grupo en los tres meses después de las elecciones, no perdería nada. Después de eso, la realidad empieza a cambiar y lo primero que empezará a sufrir es su reputación como lugar preferido de la inversión en Centroamérica", reiteró Langdale.

En caso de que Costa Rica rechazara el TLC, "no creo que habría una actitud de castigar al país", aseguró el embajador.

Según Langdale, "los estadounidenses no estarían enojados, estarían sorprendidos. No entenderían por qué un país rechazaría tener acceso libre y abierto al mercado más grande del mundo, que ya representa el 50 por ciento de sus exportaciones", explicó.

Agregó que sería "muy inusual" continuar con los beneficios arancelarios que actualmente le otorga a Costa Rica la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC), "con un país que rechazó un tratado ya aprobado por el Capitolio".

"Entiendo que ningún país del mundo ha rechazado un tratado aprobado por Estados Unidos, así que Costa Rica sería un caso único", puntualizó el embajador Langdale.