EEUU pedirá retirada de beneficios por interferencia en comicios

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Bogotá, 16 dic (EFE).- El embajador estadounidense en Bogotá, William Wood, dijo hoy que solicitará al Gobierno colombiano que retire los beneficios legales a los paramilitares que interfieran en la temporada electoral del próximo año en este país andino.

El diplomático sugirió que le preocupa que Colombia pueda afrontar la misma situación de crisis que afectó los comicios municipales y departamentales de octubre de 2003.

"Recuerdo las elecciones locales y regionales de 2003 por la cantidad de candidatos únicos cuyos opositores legítimos habían caído bajo la corrupción, el miedo o el asesinato", expresó Wood, que intervino en la clausura de unos diplomados en asuntos humanitarios para funcionarios y efectivos de la Fuerza Pública.

Los cursos fueron dirigidos por la Procuraduría General y contaron con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que de forma conjunta los cerraron en un hotel del norte bogotano.

Wood dijo que solicitará al Gobierno del presidente colombiano, Alvaro Uribe, que "elimine" los beneficios que otorga la llamada "ley de justicia y paz" a los paramilitares que incurran de manera directa o indirecta en corrupción e intimidación en las elecciones.

Esa normativa fue aprobada tras una agitada polémica como marco jurídico para el desarme de la organización ultraderechista Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), con la que el Ejecutivo avanza en un proceso de paz que deberá terminar el próximo febrero.

El diplomático recordó que durante el reciente debate legislativo al entonces proyecto de ley su delegación "preguntó si cualquier intento paramilitar de adulterar el proceso democrático por medio de la corrupción o de intimidación se consideraría una violación fundamental y conllevaría a la pérdida de todos los beneficios".

"Los negociadores de la ley nos aseguraron que así sería, y confiamos en ello", enfatizó Wood.

El embajador aludió a las crecientes denuncias sobre injerencia paramilitar en movimientos o partidos que elaboran listas de candidatos al Congreso en los comicios de marzo próximo.

Las formaciones implicadas respaldan la reelección del presidente Uribe, quien tiene previsto buscar un segundo mandato de cuatro años en las elecciones de los siguientes mayo y junio. EFE