Ejército intenta desalojo miles personas antes empeore huracán

Por viernes 21 de octubre, 2005

México, (EFE).- El Ejército mexicano busca llegar hasta miles de habitantes de algunos barrios de Cancún antes de que empeore el huracán "Wilma" que se estima alcanzará en pocas horas vientos de hasta 270 kilómetros por hora.

Las colonias de Lombardo Toledano, con cerca de 1.800 viviendas; y Puerto Juárez, ambas en la turística ciudad de Cancún, han comenzado a anegarse por la crecida de las aguas debido a las fuertes lluvias, informaron a EFE autoridades locales.

El Ejército intenta con muchas dificultades llegar en camiones de tracción en las cuatro ruedas hasta los afectados que no quisieron abandonar el jueves sus viviendas, cuando las autoridades les advirtieron del peligro del fenómeno meteorológico.

El Gobierno mexicano teme por el bienestar de estos habitantes, ya que se espera que el huracán reduzca su velocidad, lo que hará que se estacione durante más tiempo sobre esta región, aumentando el embate de sus vientos y la crecida de las aguas.

Los pobladores que acceden a ser trasladados por los soldados son llevados a alguno de los 187 refugios habilitados en escuelas, polideportivos y hospitales.

En comunidades más alejadas, como Puerto Morelos, un pueblo de pescadores situado a 18 kilómetros de Cancún, los habitantes también se muestran reacios a dejar sus casas, mientras que no hay prácticamente reportes de la situación en comunidades rurales más apartadas.

En Isla Mujeres, situada frente a Cancún, reportes extraoficiales aseguran que aunque ésta se encuentra inundada, los pocos habitantes que se quedaron allí están a salvo en sus refugios.

En algunos hoteles céntricos de Cancún, algunos huéspedes de hoteles han optado por guarecerse en los sótanos, mientras que en otros establecimientos se reúne a los clientes en salones sin ventanas para evitar las heridas por rotura de vidrios.

La única emisora local que se mantiene abierta, Radio Ayuntamiento, afirmó que los vientos máximos sostenidos podrán alcanzar en las próximas horas los 300 kilómetros por hora, con rachas superiores.

Desde la ventana de algunos hoteles se podían observar la caída de señales de tráfico y cómo los fuertes vientos arrancaban de raíz árboles centenarios.

El secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, expresó su confianza en que no se registren muertes por el paso del huracán "Wilma", porque se han tomado todas las medidas preventivas necesarias.

En relación con las pérdidas económicas, aseguró que hay recursos suficientes para enfrentar el fenómeno, porque se hicieron las previsiones del caso.

Insistió en que lo más importante para el Gobierno es proteger la vida de las personas y su supervivencia en condiciones de alimentación y de salud adecuadas.

El paso de "Wilma" ha originado ya cortes de energía eléctrica en en Cozumel y en Islas Mujeres, y el suministro se ha reducido el 90 por ciento en Cancún.

Abascal precisó que los refugios funcionan bien y que Mérida y Chetumal han acogido a muchos turistas que se encontraban en la zona turística.

El ministro aseguró que se cuenta con todos los equipos necesarios, incluidas plantas potabilizadoras, postes de energía eléctrica, cable y todo lo necesario para restablecer el servicio en cuanto pasen los efectos del fenómeno, que se prevé que pueda extenderse cerca de 30 horas. EFE