El 2005 fue un año de máximos históricos para la OPEP

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Viena (EFE).- La combinación de un voraz consumo mundial de energía, la falta de capacidad de refino y los huracanes en el Golfo de México han deparado a la OPEP un año de máximos históricos, tanto en volumen de venta como en los precios del petróleo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) inició 2005 recortando parte de lo que estaba produciendo por encima de su cuota oficial, una medida adoptada en diciembre de 2004, ante el temor de que los precios caigan debido a un exceso de la oferta.

Pero esos temores resultaron infundados y en los meses siguientes los once países miembros de esta organización, que controla cerca del 40 por ciento de la producción mundial de crudo, volvieron a abrir sus espitas prácticamente al máximo.

Paulatinamente, elevaron la cuota de producción de diez de los once socios (todos menos Irak) en un millón de barriles diarios (mb/d), hasta los 28 mb/d actuales, mientras que con Irak bombean en total 30,3 mb/d, el nivel más alto en los últimos 24 años.

Así, el recorte que entró en vigor el 1 de enero de este año y dejó sin cambios la cuota, entonces de 27 mb/d, duró poco más de un mes.

Para la reunión siguiente, el 31 de enero (en Viena), el precio del barril (de 159 litros) del petróleo de referencia de la OPEP había subido desde los 36/37 dólares hasta superar los 40 dólares, y un movimiento paralelo registraron los valores de otros tipos de crudo, como el Brent y el Petróleo Intermedio de Texas (WTI).

Cautelosos, siempre con el temor a una caída de los precios, los ministros del sector de la OPEP decidieron a fines de enero dejar "flotante" un posible recorte de 500.000 b/d de su oferta, y a su presidente encargado de decidir en qué momento se haría efectivo.