El botellazo, otra mentira del PLD

Por Carlos Luis Baron martes 1 de mayo, 2012

La cúpula del PLD y el Comando de Campaña de Danilo Medina han apelado al uso constante de la mentira en la presente campaña electoral. Raro será el día en que dejan de publicar sus encuestas, con las cuales buscan estafar a la población, vendiendo una percepción contraria a la que tiene la gente y que es desmentida por miles de sondeos que son más expresivos que las encuestas propagandísticas, pagadas por la mafia palaciega.

Repitiendo mentiras, una detrás de la otra, se han pasado toda la campaña electoral. Han pintado en vallas publicitarias su número mágico: 56%. Que recuerde, jamás había visto que las vallas publicitarias se usen para publicar encuestas, pero su desesperación es tan evidente, que apelan a todos los medios a su alcance para vender una cifra que sólo con el fraude electoral que tienen montado podrán alcanzar. La trampa está clarita: fijar en la percepción de la gente el 56%, el resto del trabajo se hará el día de las elecciones.

Otras mentiras difundidas por la cúpula mafiosa que quiere perpetuarse en el poder al precio que sea, fueron las conspiraciones para tumbar al Presidente haitiano, la trama para matar a Miguel Vargas Maldonado y la otra trama del PRD dizque para matar a la periodista Nuria Piera. Esas tres mentiras fueron difundidas hasta el cansancio por los sicarios de la comunicación que la mafia palaciega tiene apostados en cientos de programas de radio y televisión en todo el país.

Y su fábrica de mentiras es productora también campaña sucia, retorcimientos y conjeturas. En esos menesteres han demostrado poseer un doctorado, pero olvidan las lecciones de nuestra historia reciente; una de ellas nos enseña que la voluntad del pueblo jamás podrá ser doblegada por ningún poder. Así ocurrió, por ejemplo, en la campaña electoral de 1978, que la cúpula corrompida del PLD parece ignorar ahora.

Nadie le dio crédito a las conspiraciones y las tramas inventadas por la mafia palaciega y lamentamos que algunos periodistas de prestigio le den tanto crédito a las encuestas pagadas por el gobierno.

Para sacar del debate pública el preocupante tema de la corrupción rampante de los altos dirigentes del PLD y los funcionarios del gobierno, había que inventar otra mentira y la encontraron en la caravana encabezada por el jefe mayor el pasado domingo. Según los voceros alegres del continuismo, la caravana fue atacada por miembros del PRD. Así lo dijeron sus dirigentes y así fue difundido ampliamente por la prensa tradicional, al servicio del gobierno.

Ahora el diario HOY nos trae el relato de la gente humilde de Villa Francisca, en una de cuyas calles ocurrió el incidente; nos cuentan esos testigos presenciales que no hubo ningún botellazo; simplemente, un simpatizante del PLD, que tenía una botella de agua en sus manos, al ver de cerca la yipeta montada por el Presidente en campaña, se pasó de contento y cuando intentó saludarlo, se le zafó la botella de plástico y eso le sirvió de pretexto a un excitado miembro de la seguridad presidencial para herir en la cabeza al eufórico simpatizante peledeísta.

Los corifeos del continuismo, de inmediato quisieron hacer de ese simple incidente una tormenta, porque para eso le pagan, para inventar mentiras, para retorcer y manipular las declaraciones del contrario. Ellos viven de la mentira y creen que si la repiten hasta el cansancio el pueblo se la va tragar, pero olvidan que en la actual era digital, donde predominan las redes sociales, esa teoría nazi fascista de la propaganda está sepultada.

No sabemos cuáles otras mentiras volverán a inventar los voceros de la mafia palaciega, pero la del botellazo al Presidente ha sido desenmascarada por la gente humilde del barrio Villa Francisca.