El candidato del pueblo

Por Carlos Luis Baron martes 20 de marzo, 2012

El partido revolucionario dominicano fue sembrado en el Corazón del pueblo de las manos del Prof. Juan Bosch. Lo colocó en los aposentos, en las salas y las cocina de los hogares dominicanos. Lo llevó a los barrios de las ciudades y los campos. Lo cargó en sus hombros y lo depositó en los valles y montañas de toda la geografía nacional y en el año de 1963 lo encumbró en el palacio nacional. Fue ese partido glorioso que en la revuelta bélica de abril del 1965 tomó las calles para defender la constitución quebrantada.

Bosch se marchó del PRD y un astro con luz propia tomó el jacho para que el partido del pueblo y de las libertades, siga de las manos con el pueblo, y es José Francisco Peña Gómez quien junto a Don Antonio guzmán Fernández retornan al poder al PRD, editándose en el año de 1978 el mejor gobierno que registra la historia democrática contemporánea. Se respetó en el gobierno de Don Antonio la vida y las ideas, no hubo mas políticos presos, ni políticos exiliados. Las luces del PRD se imponen ante cualquier sesgo oscuro, que como es lógico, ocurre en cualquier actividad protagonizada por el hombre imperfecto en el que, el pecado habita.

El PRD es el pueblo, el pueblo es el PRD. El PRD simboliza la idiosincrasia de los dominicanos. Y es por esa sintonía natural entre ambos que independientemente del uso y abuso de los dineros del estado en favor de la candidatura oficial que Hipólito Mejía se mantiene firme en el primer lugar de las preferencias electorales para el 20 de mayo próximo. No ha importado que se compre prensa en todas sus modalidades, ni que se paguen firmas encuestadoras para retorcer la verdad…Hipólito Mejía sigue puntero porque dejo de ser el candidato del PRD para ser el candidato del pueblo. Con él ganaremos las elecciones, tomaremos el poder y se gobernará para todos.-