El debate!

Por Carlos Luis Baron sábado 31 de marzo, 2012

Los candidatos del PRD y del PLD, Ing.Hipolito Mejia y Danilo Medina están convocados,y urgidos por una gran parte de la sociedad dominicana, a un debate de ideas y propuestas ante la nación como ocurre en casi todas las naciones del llamado mundo civilizado cuan do se aprestan a elegir a quienes han de dirigir sus destinos por un determinado periodo. De una parte Hipolito ha dicho que debate lo que sea y donde sea con Danilo o Leonel,Luis Abinader ha retado a Margarita Cedeno a hacer lo propio en su rol de candidatos vice presidenciales.

Algunos recordando el pasado han dicho que el que va a ganar no de bate en referencia a Hipolito y otros tiempos,y del litoral morado le temen a los moderadores y a una especie de tribunal periodístico que vendría a analizar después del debate si es que se da en abril antes de la cita de mayo.

Todo lo antes dicho nos deja la du ra realidad de que el pueblo,el so berano pueblo dominicano se va a quedar otra vez sin saber lo que poiensan hacer estos dos hombres que en cierto sentido,uno mas que otro,ha gobernado el país,o han estado cerca del poder ,si es que obtienen la mayoría de los votos de los dominican@s en la eleccio nes del 20 de mayo venidero.

La realidad,monda y lironda es que el país necesita la confrontación pura y simple de ideas y propuestas, sino se confía en la prensa nacional,mala cosa,fea actitud de quien nos pretende gobernar,que el moderador sea de la iglesia,y las pregunta las hagan Evangélico, y que el pueblo decida,como los jueces en su íntima convicción quien gano y lo exprese en las urnas de mayo,pero debe haber debate.

Ya esta bueno de programa de go bierno en papel,de dimes y dirite, de acusaciones y contra acusacio nes,de descalificaciones y lo que es peor de este desorden de campana hueca donde no se recibe mas que bulla y una dolorosa millonaria campana de escándalo y papeles para lograr el voto de un pueblo,en sentido casi general sumido en la miseria y carencia de todo.

Debatir ideas es bueno,malo es seguir este circo irracional que nada aporta y en nada beneficia.