El director de la CIA afirma que la agencia “no tortura”

Por lunes 21 de noviembre, 2005

Washington, 21 nov (EFE).- En medio de críticas que cuestionan los métodos de trabajo e interrogatorios de la CIA, su director, Porter Goss, asegura que la agencia de espionaje no tortura, sino que usa "métodos originales e innovadores" para obtener información.

En una entrevista que publica hoy, lunes, el periódico "USA Today", Goss, quien asumió el cargo el año pasado como parte de una reestructuración de los servicios secretos de EEUU, aseguró que, pese a las numerosas denuncias salidas a la luz en los últimos tiempos, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), "no tortura".

"Esta agencia no usa la tortura. La tortura no funciona", sostuvo Goss en la entrevista, realizada en la sede de la CIA en Langley (Virginia).

"Usamos métodos legales para obtener información vital y lo hacemos mediante una serie de maneras originales e innovadoras, que son todas legales y ninguna tortura", aseguró el director de la CIA.

La entrevista se publica después de que el Senado aprobara el mes pasado, por 90 votos contra 9, una enmienda propuesta por el legislador republicano John McCain que prohíbe el trato "cruel, degradante o inhumano" a los presos en poder estadounidense.

El Senado debe ponerse ahora de acuerdo con la Cámara de Representantes sobre la enmienda, que la Casa Blanca amenaza con vetar.

El vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, presiona al Congreso para lograr que la enmienda excluya a la CIA.

Quienes critican la enmienda de McCain alegan que, llevada al extremo, impediría incluso la presión psicológica a los presos por parte de los agentes que les interrogan, que no podrían, por ejemplo, ni siquiera llamar "cobarde" al detenido.

En la entrevista, Goss asegura que la institución que dirige tiene una actitud neutral ante la enmienda de McCain, pero deja claro que los métodos que emplea la CIA y que esa moción vetaría, han aportado información muy valiosa para EEUU.

"Hay mucha desinformación rondando en torno a la cuestión de los detenidos. Eso incluye supuestas actividades de esta agencia", declaró el alto funcionario, que sostuvo la necesidad de ser flexible en la lucha contra el terrorismo.

"Un enemigo que trabaja en una red amorfa que no tenga que preocuparse por una serie de reglas, de cadenas de mando, del Estado de Derecho o ninguna otra cosa tiene una gran ventaja frente a una organización lenta, burocrática, torpe y llena de reglamentos", explicó.

Por eso, agregó, "dentro de la ley y dentro de todos los requisitos éticos en nuestra profesión, debemos desarrollar agilidad, y eso quiere decir dejar muchas decisiones en manos de los individuos destinados en el exterior".

Sin embargo, en ningún momento Goss quiso describir cuáles son los métodos que emplea la CIA en sus interrogatorios.

Tampoco quiso hablar de las denuncias, publicadas por el periódico "The Washington Post", sobre la existencia de cárceles secretas de la agencia en Asia y Europa del Este.

Según Goss, las filtraciones sobre la cooperación de gobiernos extranjeros con la CIA podrían causar represalias terroristas.

La cooperación con los aliados, sostiene, es básica para las operaciones de los servicios secretos.

"Yo no tengo autoridad para detener a nadie en el extranjero. Si quieres atajar a un terrorista, necesitas que las fuerzas de seguridad locales te ayuden", afirmó.

Tras la divulgación de noticias sobre esas supuestas cárceles secretas -cuya existencia Washington no confirma-, varios gobiernos europeos han abierto investigaciones sobre presuntas actividades de la CIA en sus territorios.

España investiga las denuncias de que aviones de la CIA que transportaban presos supuestamente hicieron escala en Mallorca y en las islas Canarias.

El asunto salió a relucir la semana pasada en una reunión en Madrid entre el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y el secretario de Estado adjunto para Europa, Dan Fried.

"A veces otros Estados soberanos tienen opiniones o puntos de vista distintos, así que es una buena idea, incluso con tus mejores amigos… guardar un secreto", aseguró Goss. EFE