El enigma Leonel Leonel Fernández Reyna

Por Carlos Luis Baron viernes 13 de julio, 2012

El Partido de la Liberación Dominicana tiene un liderazgo para estos tiempos, para la sociedad del conocimiento y la era de la globalización. El presidente Leonel Fernández Reyna a puesto en alto al nombre de la República Dominicana, le ha dado a la República Dominicana un sitial privilegiado en las relaciones internacionales, hasta el punto que con cifras no es posible cuantificar los aportes de su liderazgo al progreso y desarrollo de la gestión.

El desenvolvimiento diestro de Leonel, su capacidad conceptual, su autoridad en el conocimiento, hacen que sea bien tratado y valorado en los suelos extranjeros. Con el ejercicio de su liderazgo, Leonel ha hecho un porcentaje más alto de la población mundial conozca a la República Dominicana, y que por tanto, unos se interesen en visitar al país, y otros a invertir en la nación.

En este viaje por Europa, que incluyó una apretada agenda de trabajo en España, Italia, Francia y Bélgica, el gobernante dominicano, a pesar de que deja el poder el próximo 16 de agosto, se comportó como si el mandato comenzara. “Si supiera el mundo se acaba mañana, aún hoy plantaría un árbol” expresó Martin Luther King.

Así mismo piensa y actúa en el terreno, el líder visionario y optimista, Leonel Fernández Reyna. Un hombre educado, humilde y sencillo, grande en el conocimiento y la sabiduría, quien prestigia no sólo a la República Dominicana, sino también a la política continental.

A sabiendas de que su tercer mandato termina el próximo 16 de agosto, Leonel anda, por un lado, cosechando los éxitos de su legado, como fue el seminario de alto nivel en que un selecto grupo de expertos presentaron el pasado 6 de julio el informe en la FAO sobre su propuesta ante de la ONU de frenar la especulación en los precios de los alimentos, y por otro lado, motivando a inversionistas para que vengan a invertir en el territorio dominicano, haciendo contactos para conseguir becas para estudiantes dominicanos en las universidades de mayor prestigio del mundo, y promoviendo el clima de seguridad jurídica, paz, armonía y estabilidad que se vive en su nación.

Leonel sabe que su carrera política no termina, está consciente de que a partir del 16 de agosto del 2012, le espera una pausa breve que será positiva para el rediseño y fortalecimiento de su liderazgo.

A pesar de que sale del poder el 16 de agosto del 2012, llama a la atención el hecho de que por donde quiera que se mueve existen tantas personalidades de todos los estratos sociales y del más alto prestigio de la Nación, tratando de conversar con el gobernante.

Leonel ha construido una imagen, ha madurado una reputación, y se ha ganado un respeto tan grande, que hace que los estadistas y líderes de las naciones más poderosas del mundo, se interesen en conversar con el gobernante dominicano, en conocer su visión, sus puntos de vistas sobre el presente y el futuro de la economía y la política.

He llegado a la conclusión simple de que las personas perciben que Leonel no está ni concluyendo ni terminando su carrera. Leonel sencillamente se prepara para tomar una breve pausa. Tomará impulsos para volver con más energías. Así es que están pensando las mayorías nacionales, y así sucederá.