El fortalecimiento del Partido será la meta de los dirigentes

Por Carlos Luis Baron viernes 22 de junio, 2012

La creación y desarrollo de un Partido político no es una tarea fácil ni tampoco es un objetivo de los aventureros y oportunistas de la política. Es una tarea que exige muchos sacrificios y vocación de servicios, pero además, requiere de estar impregnado de amor a los demás, es como decir amar al prójimo como a ti mismo.

Cuando el Maestro Juan Bosch tomó la decisión de crear un nuevo Partido político, lo hiso por el convencimiento que tenia de que la política es una actividad digna y que para ejercerla se necesita de una formación Patriótica y una entrega solidaria a la disciplina.

Por esas razones salió del PRD, organización que había sido invadida por los oportunistas y anarquistas los cuales se apoderaron de las direcciones Medias y Municipales imponiendo su estilo desordenado.

Los hechos posteriores les han dado la razón a Juan Bosch, donde impera la indisciplina no se avanza ni tampoco se puede lograr objetivos políticos. Juan Bosch actuó correctamente cuando adoptó los ejemplos disciplinarios de las instituciones que más énfasis exigen a sus miembros para poder organizarse.

El PLD se organizó sobre la base de una disciplina personal en la cual no tenia entrada el oportunismo ni el aventurerismo, pues solo con el conocimiento de los Reglamentos generales para ser miembro, bastaba para los oportunistas ni pensar en el PLD. Pues esos Reglamentos te exigían deberes y derechos en lo personal, en lo político y en lo Social. Los miembros tenían que ser ejemplos en el Hogar, en la Sociedad y en el Partido, cumpliendo con tareas que tenían que ser evaluadas y sobre pasarlas con más del 75% en la teoría y en la práctica.

Fueron esas las razones y causas que convirtieron al PLD en una Organización respetada y admirada por el Pueblo Dominicano, no fueron simples jugaretas o palabritas lo que permitió al PLD obtener la autoridad Moral para exigir cumplimientos y un orden político en la Sociedad, fueron la conducta de sus militantes, que vendiendo periódicos en las calles, recogiendo aportes en avenidas y calles con laticas como si fueran alcancías, construyeron una Mística de sacrificios y voluntad de hacer las cosas bien hechas.

El Pueblo se fue acostumbrando a ver profesionales del Derecho, a Médicos, Maestros y Rectores Universitarios, haciendo lo mismo que hacia un Chofer de concho, un carpintero y un obrero, todos tenían que hacer lo mismo ó no podían lograr la condición más alta en el Partido, que era la de MIEMBRO, sobre todo, en un Partido en el que un Titulo académico no tenía ningún valor para ocupar posiciones ni cargos electivos.

Con estas referencias que hacemos en este trabajo de opinión, no pretendemos que nadie crea que somos partidario de regresar al año 1973, no, nosotros somos parte de un proceso evolutivo y transformador, si Juan Bosch estuviera activo en su vida terrenal también estuviera produciendo cambios de avance metodológicos y de análisis históricos como lo hiso a los 64 años de edad cuando fundó al PLD.

De lo que si somos partidarios es, de que ahora con la accesión a la Presidencia de la Republica de un nuevo Presidente peledeista como lo es el compañero Danilo Medina, el Partido necesita de una evaluación profunda y sincera hacia adentro, para corregir lo que está mal y hacer lo que nunca se ha hecho. Primeo, establecer dentro del Partido la diferencia entres lo que es un militante y un simple miembro, pues las responsabilidades y obligaciones son distintas y los resultados no deben medirse en igualdad de condiciones.

Tenemos que corregir el concepto de que cuando gana el Partido hemos ganados todos, pero donde el Partido pierde, solo perdieron los dirigentes de esa Comunidad, Provincia o Seccional. Ahora de lo que se trata en el presente es, asumir nuestro papel de dirigente político, organizar el Partido adentro, de manera que podamos desarrollar una Campaña de Alfabetización en la educación para adultos, un Plan de reconstrucción y reparación de viviendas en los Sectores más empobrecidos del País y la organización de frentes de Masas Comunitarios que trabajen en el Plan del nuevo Presidente con los programas Sociales.

Si el Partido se integra de manera militante y trabajamos con un Plan Nacional de fortalecimiento político, el Presidente Electo Danilo Medina, podrá hacer el Plan de Nación prometido y el PLD habrá cumplido su papel político.