El futuro del reformismo

Por Carlos Luis Baron miércoles 2 de mayo, 2012

Hemos oído al Ing. Hipólito Mejía, repetir en varias ocasiones, que el Partido de la Liberación Dominicana lo que busca es absorber, destruir al Partido Reformista Social Cristiano. Hasta donde tenemos entendido, ningún miembro de la alta dirección del Partido Reformista, ha tenido que renunciar a su membresía colorá, ni para ejercer una función en el gobierno y mucho menos para apoyar la candidatura del Lic. Danilo Medina.

El Ing. Carlos Morales Troncoso, Canciller de la República, sigue siendo el Presidente del Partido Colorao. Nadie en el PLD le ha pedido que renuncie, todo lo contrario, hacía mucho tiempo que no veíamos a un Morales Troncoso tan activo en sus labores al frente del PRSC. Lo mismo se puede decir de otros dirigentes de esa institución política.

Muchos ejercen sus funciones en el gobierno dominicano sin ningún tipo de presión y con absoluta libertad para que sigan haciendo su labor política en su propia parcela. De hecho, la base de la campaña electoral del PRSC para los comicios del próximo 20 de Mayo, es pedirle a sus militantes votar en la columna #3, que es la casilla correspondiente a su partido.

Lo cual consideramos correcto. De esta manera, al mismo tiempo que logran incrementar su votación en las próximas elecciones, para asegurarse poder conservar su calidad de partido mayoritario, están apoyando la candidatura presidencial del Lic. Danilo Medina. Todo lo opuesto sucede en el litoral contrario.

Los reformistas que quieran votar por el candidato del PPH lo harían en desmedro de su propio partido, pues tendrían que emitir sus votos por el PRD o cualquiera de los partidos emergentes que le apoyan. Eso sí constituiría una manera de contribuir a la desaparición del Partido Reformista Social Cristiano, pues cada voto reformista blanco es un voto en contra del reformismo.

Esta acción, pondría en riesgo la obtención del 5% de los votos, lo que automáticamente los convertiría en un partido minoritario y consecuentemente recibiría una menor cantidad de los fondos que la ley destina a los partidos políticos. Los reformistas que voten en la casilla tres, estarían contribuyendo en tres vertientes. Primero, que el Lic. Danilo Medina mantenga el dinamismo del progreso que hemos logrado en los últimos ocho años de gobierno Peledeista y que los cambios que hay que hacer sean cambios seguros, no inventos.

Segundo, que el Partido Reformista Social Cristiano recobre sus tradicionales caudales de votos y mantenga su estatus de partido mayoritario y tercero, ayudarían a mantener sellado el camino malo que el Dr. Joaquín Balaguer cerró en aquel histórico y multitudinario evento en el Palacio de los Deportes.

¡Reformistas, el camino malo está cerrado! Juntos, morados, colorados y todos los militantes de los partidos amigos del bloque progresista, debemos mantener clausurado ese camino. ¡Que no se vuelva a abrir jamás! Ese era el deseo del Dr. Balaguer.