El gobierno del PLD, el pollo y la desigualdad social

Por Carlos Luis Baron jueves 19 de julio, 2012

En República Dominicana tenemos serios problemas estructurales, a mi entender el mayor de ellos y el responsable del resto de todos los males es la desigualdad social, en los últimos 8 años hemos dado un salto gigantesco para separar aun más la brecha entre ricos y pobres, es tanto así que hemos creado una nueva sociedad de pequeños burgueses que compiten directamente con la burguesía tradicional del país, mientras por otro lado observamos un sin número de personas que viven en la indigencia y vemos como ha aumentado escandalosamente el número de individuos que se nos acercan en los semáforos para pedirnos una moneda y en ocasiones niños desnutridos queriendo pescar algo para poder llevar la comida a sus hogares.

El Programa de la naciones unida para el desarrollo PNUD en su presentación del 210 dijo al país que el Índice de Desarrollo Humano no vinculado al ingreso llevo a República Dominica a la posición 100 de 169 países. Enfatizando que el país sigue mostrando un rezago en educación y salud en relación al logro alcanzado por otros países con igual o menor nivel de riqueza por habitante. Entre 2000 y 2010 el IDH aumentó 6.3%, un aumento menor al experimentado por el resto del mundo que fue de 9.3%.

El país perdió nueve posiciones en lo que significa la desigualdad social debido fundamentalmente a las inequidades de ingreso y de educación, según el Informe Mundial sobre Desarrollo Humano 2011, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), está claro según las informaciones de la Naciones Unidas que nuestros problemas no son necesariamente preocuparnos por el pollo, que es un tema de oferta y demanda y del cual tenemos la opción de comprar o no, donde no tenemos opción es donde verdaderamente debemos empezar a preocuparnos.

Es bueno informarles a los pequeños burgueses del gobierno del PLD y del Dr. Leonel Fernández, que hay muchos dominicanos que hace bastante tiempo que no comen pollo y créanme que no es por apoyar esta iniciativa de Proconsumidor, sino porque no tienen para comprarlo, entre otros que no tienen que comer.

Nosotros entendemos que llego el momento de asumir con seriedad las funciones para la cual nuestros políticos son elegido, dejemos de preocuparnos tanto por la rama y vayamos a la raíz del problema. Este país no aguanta más que le den espejito por oro como nos cambiaron los españoles, o tarjeta de solidaridad para hacernos creer que salimos del listado de los que vivíamos por debajo de la línea de la pobreza. Un día sin pollo no debe ser la preocupación nacional.

Basta ya de de preocuparnos tanto y empecemos a ocuparnos por buscar soluciones que den respuestas a los males sociales.

· Ocupémonos por fortalecer los sectores productivos para crear empleos y mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

· Ocupémonos por reducir el gasto público para que el bolsillo de los más pobres no sea tan maltratado con más impuestos.

· Ocupémonos por poner fin a los asesinatos a nuestras mujeres y a la inseguridad ciudadana.

· Vamos a ocuparnos porque la población tenga acceso a agua potable, a la salud y la educación.

· Vamos a ocuparnos de incluir a todos los dominicanos al sistema de seguridad social incluyendo el 56% de los trabajadores del sector informal que tanto lo necesitan.

· Ocupémonos por la igualdad de salario de las mujeres que son discriminadas en los puestos de trabajo.

· Ocupémonos de tener un poder legislativo mas distanciado del ejecutivo, que no apruebe prestamos a la ligera sin ser enviado a comisión porque favorezca o no el gobierno de turno.

· Vamos ocuparnos por sacar esos 300 mil jóvenes del narcotráfico que dice el asesor del ejecutivo en materia de drogas que tenemos en el país.

· Vamos a ocuparnos de fortalecer nuestras instituciones y hacer de nuestro país un mejor lugar para vivir.

Hay tantas cosas de que ocuparnos distinguidos funcionario del Partido de la Liberación Dominicana, que lo que menos debemos hacer es preocuparnos por el pollo.

Nueva Generación Perredeista