“El libro de la vida de Jesucristo”

Por Carlos Luis Baron miércoles 29 de febrero, 2012

Hermanos y amigos que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad hablaremos del tema: “El libro de la vida de Jesucristo”, esperando les sea de información, orientación, edificación y enseñanza.

Bien, comenzamos diciendo que la Biblia en diferentes capítulos y versículos nos habla de un “libro de la vida”, donde están inscritos y pueden inscribirse todas las personas que quieren y desean salvarse de la condenación eterna o de la perdición de su alma. Este libro es propiedad del Señor Jesucristo. El libro de la vida no es porque nació en la tierra o porque comenzó a existir, sino porque Cristo es la vida y quien le sirve tendrá la vida eterna. Toda persona que se arrepiente y se convierte a Jesucristo es inscrito en este libro de la vida, a continuación todas las citas bíblicas que hablan de la existencia de este libro:

“No entrará en ella ninguna cosa inmunda o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero”, Apocalipsis 21:27; esta cita habla de la nueva Jerusalén, una ciudad hecha por Dios para los que vivan en santidad y perseveren hasta el fin en obediencia a Dios, tendrán el privilegio de entrar y vivir en esta ciudad, porque al vivir para el Señor Jesucristo fueron inscrito en su libro. Alábalo si puede…

“Y el que no se halló inscrito en el Libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”, Apocalipsis 21:15. En esta cita se habla del juicio final donde toda persona comparecerá a dar cuenta de su proceder y de si obedeció o no al Hijo de de Dios, si lo aceptó o lo rechazó, y quien no fue inscrito en el libro de la vida, terminó perdido y arrojado al lago de fuego, donde le espera el sufrimiento eterno. Apoc. 20:10 Apoc. 21:15.

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de su ángeles”, Apocalipsis 3:5. En esta cita bíblica el Señor hablando a una iglesia llamada Sardis, le advierte a sus seguidores que si no mantienen la vida cristiana y guardan su palabra y vencen los obstáculos, serán borrados del Libro de la vida, de no proseguir en la obediencia y comunión con él. Adóralo si puede…

“Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mi, a éste raeré (borraré) yo de mi libro”, Exodo 32:33. En este pasaje Moisés está pidiendo a Dios que perdone al pueblo de Israel por haberse hecho el becerro de oro y adorarlo y le dice a Dios que si no lo perdona que lo borre de su libro, entendiendo que Dios tenía un libro de la vida y entonces Dios le contestó que al que peque contra él a este borrará de su libro aunque estuviere inscrito en él. Alábalo si puede…

¿Sabía usted que Dios tiene un libro donde están inscritos todos los salvados? ¿Quiere usted ser inscrito en este libro? ¿Ha pensado arrepentirse y convertirse al Señor Jesucristo para que lo inscriba? ¿Sabía usted que hay personas borradas de este libro porque abandonaron el Evangelio y volvieron a su vida de pecado? ¿Cree usted que entrará al Cielo y la ciudad celestial (Nueva Jesusalén) si no busca agradar al Hijo de Dios y vivir de acuerdo a sus enseñanzas?

Concluyendo, hay muchas clases de lista donde las personas quieren estar inscrita, inscritos en el registro de nacimiento, inscritos en el padrón electoral, inscritos en cuentas bancarias, inscritos en chequeras, inscritos en centros de estudios, inscritos en centros de trabajo, etc., pero la mejor inscripción es el libro de la vida de Jesucristo, porque un día abandonaremos esta tierra y partiremos al más allá o mundo espiritual, y hay de nosotros sino estamos inscritos en el libro del Señor, porque lo aceptamos, lo obedecimos, nos arrepentimos y convertimos al Hijo de Dios, si así lo hicimos seremos un muerto diferente con entrada al Reino de los Cielos. Juan 5:24 al 30; Hechos 3:19; Juan 11:25.

Que el Señor les bendiga y nos ayude…

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos y querer convertirse, le recomiendo tres pasos: 1.- Asistir a una congregación bíblica, evangélica o Pentecostal, 2.- Lea dos o tres capítulos diarios de la Biblia y 3.- Hable con Dios el Padre en oración y póngase en sus manos en todo… Perseveramos en Jesucristo asistiendo a la Asamblea de Dios Pentecostal central, ubicada en la Av. Duarte, Esq. Eusebio Manzueta, Santo Domingo, R.D.

Siervo de Jesucristo